Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



martes, 22 de enero de 2013

Una de motivación...

Son ya diversos los temas tratados en éste, nuestro blog, durante su corta andadura, en torno a la oposición en la que hace más o menos tiempo nos vemos inmersos. Hoy, queridos/as seguidores/as, mi propuesta es dedicar esta entrada a una de los pilares fundamentales en esta "carrera de fondo": la motivación. 

Resulta sumamente fácil lograr objetivos que conocemos de sobra que no requerirán esfuerzo. De hecho, es asombrosa la escasa dificultad que tenemos para, precisamente, despistarnos en el camino a seguir para cumplirlos, y acabar haciendo justamente lo que nos aparta de éstos. Prueba de ello es la necesidad imperiosa que llegamos a sentir a veces de realizar tareas que, en otros momentos de nuestra vida, rechazaríamos de plano (veáse ordenar el cuarto, salir a hacer la compra...) Caso típico el de estar estudiando un interesante tema de Procesal y mirar de reojo el armario. El resto es historia: armario ordenadísimo y tema a medio acabar...

Particularmente motivador, a  la hora de enfrentarse al estudio, según fuentes fiables, es tener al lado materiales nuevos: rotuladores, bolígrafos, notas adhesivas. Son una especie de "cheerladers", pero con un ánimo que se disipa pronto. Por tanto, hay que buscar enseguida nuevos motivos que nos dirijan a buen puerto. 

Las razones que, finalmente, nos llevan a tomar decisiones, en mi opinión, no son lo más importante, sino la decisión a la que se llega. Lo fundamental es encontrar momentos grandes dentro de la monotonía propia del estudio y cumplir lo previsto, sin tener grandes expectativas. Los objetivos a largo plazo se acaban logrando paso a paso, con mucha paciencia y dedicación. Cuando el ánimo no acompañe, es hora de plantearnos lo que realmente queremos. El cómo conseguirlo ya lo sabemos, así que... ¡a por todas!





Cada error en cada intersección no es un paso atrás, es un paso más. Cada curva en cada borrador no es un paso atrás, es un paso más...Vetusta Morla, Mapas


Jauladecemento

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.