Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



viernes, 22 de febrero de 2013

La Justicia desde dentro


¡Hola a todos! Tras un tiempo sin colaborar con el blog me he decidido a escribir otra entrada. Como dije en mi primera intervención, estoy ejerciendo la procuraduría en calidad de oficial-habilitado.

Algunos podéis pensar que me dedico a llevar papeles, a hacer fotocopias o a ser el correveidile del abogado… Nada más lejos de la realidad, es un trabajo ideal para un opositor a jueces y fiscales o a secretarios ya que tocas lo más importante que tiene nuestra formación, la salida profesional práctica.

Estamos hartos de estudiar procesal civil, de estudiar artículos como papagayos para luego darnos cuenta de que en la praxis todo lo que hemos estudiado no tiene una aplicación práctica clara… Pues bien, por mi labor profesional tengo una oportunidad de oro para ver desde dentro lo que es estar en sala, estar en un juicio, ver la aplicación práctica de las transacciones, las pruebas, las conclusiones… ¡es apasionante si te gusta el Derecho!

Lo mejor de todo es que luego vas a los temas de la prueba y ves que realmente es como pone la Ley y se aprende muchísimo mejor que sobre el papel. No es lo mismo estudiar la audiencia previa cogiendo la Ley, que es un auténtico tostón, que hacerlo tras haberlas visto, ya que te acuerdas a grandes rasgos de lo que viste aquel día.

Si algo he podido comprobar asistiendo a juicios sobre todo es una cosa, que la profesión de Juez, junto con la de maestro y médico, es la más vocacional que existe  ya que mientras otros compañeros ven los juicios como una mera pérdida de tiempo yo los veo como aquel lugar donde voy a ir a aprender y a renovar mi vocación y mi ilusión desde los 5 años, el convertirme algún día en el señor con puñetas que está en el centro de la sala.

Como única decepción de los juicios, eso sí, es que al contrario de De buena ley, no se aplaude al final de la celebración, cosa que le quita emoción a la cosa.

Espero que en estos dos meses que quedan para el test deis lo mejor de vosotros mismos. Os deseo mucha suerte en esta andadura.

Fran, @erfran82

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.