Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



martes, 16 de abril de 2013

Otra tanda de consejos prácticos.

 Unos consejillos más, simples y concisos para el domingo, de parte de una opositora con algunos test de experiencia ;) Mil gracias a Rebeca, y ¡te deseamos la mejor de las suertes!
- No llevar libros, apuntes ni códigos, lo hecho hecho está y sólo sirven para ponerse nervioso.
- Lllevar DNI.
- Apagar el móvil y quitar alarmas, que no suene durante el examen; normalmente te hacen dejarlo en una mesa con tu nombre.
- Desde el llamamiento hasta que empieza el test hay una hora, cosa que me llamó la atencion la primera vez que me examiné.
- Botella de agua, que el examen es largo.
- Llevar un reloj para controlar el tiempo.
- Un par de bolis, azul o negro, normales, los pilot no sirven, que en mi clase siempre hay alguien que los lleva...
- Emplear el tiempo antes de que empiece el test en rellenar la hoja de respuestas con tus datos y sobre todo firmarla, y leer por detras la forrma de anular y recuperar respuestas.
- Saber que las preguntas erroneas resta.
- Leer bien cada pregunta antes de contestar, muchas veces con los nervios no se lee entera y tiene truco.
- Contestar sólo si se duda entre dos.
- Repasar el test antes de entregarlo, viendo que coincida el número de pregunta con la hoja de respuesta.
- Y ante todo, por muy difícil que sea estar tranquilos, es sólo un examen y nos hemos preparado para ello.

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.