Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



sábado, 13 de abril de 2013

Por esos grandes sufridores que son las parejas de opositores

Hoy escribo esta entrada como respuesta a una sugerencia que nos ha llegado al blog, y aprovecho para recordaros que estamos abiertos tanto a sugerencias como a vuestros propios post.

Cuando he leído el mensaje, instintivamente he mirado a mi novio, sentado en un rincón, con auriculares puestos para no molestarme, que ha levantado su cabeza para sonreírme y decirme "sigue repasando". No puedo hablar más que desde mi experiencia, y es la de que él es causa, motivación y motor en mi oposición.

Causa, porque aunque siempre tuve en mente opositar, en un momento de hastío de la universidad pensé en tirar por algo más sencillo y ejercer como procuradora sin más, sino meterme en algo más relacionado con administración de empresas incluso. Pero él no me dejó. "Siempre has querido opositar. Piensa que es un esfuerzo ahora pero luego vas a tener el trabajo que siempre has querido. Eres capaz de esto y de más." Y muchas frases de ese estilo, desde antes incluso de empezar a ser pareja. Así que os podéis hacer una idea de lo mucho que insistió los siguientes 3 años de carrera, incluso concertándome entrevistas con gente que sabe del tema. Y yo, eternamente agradecida, hay que decirlo.

Motivación, está claro. Por...¿cursi? Sí, cursi, definitivamente... Por cursi que pueda sonar, es mi presente y quiero que sea mi futuro, y quiero un futuro que merezca la pena, para mí, para él y para los que me rodean. Así que, cuando estoy hasta el gorro de estudiar pienso que tengo que seguir un poquito más, aunque sea por él. Y él también lo ve así, sabe que todo lo que ambos dedicamos a la oposición, cada uno en su papel, revertirá en ambos.

Y motor, sin duda. Si bien es torpe a la hora de echarme una mano tomándome los temas... Vale, no torpe, es que me desquicia porque cada vez que me equivoco en una frase me hace empezar el epígrafe de nuevo, y en primera vuelta eso es una inducción al suicidio clara... Pero fuera de bromas, está siempre ahí, incluso en esos momentos precante en que no me aguanto ni yo, está para decirme que me deje de quejar y siga repasando. Estudio mil veces mejor cuando me trae bombones, me regala detallitos o simplemente me espera con un abrazo a la salida del cante. Y sé que no soy la única a la que la pasa.

Ser pareja de opositor es sacrificado. Sólo tenemos un día de descanso y normalmente nos apetecerá pasarlo con esa personita especial, con o sin amigos, familia o lo que toque, pero con ellos. Se acoplan a nuestros horarios como los que más, están ahí cuando nos agotamos, aguantan horas interminables de compras por nosotras (y seguro que por los opositores masculinos, más de lo que reconocen ellos jaja), soportan divagaciones sobre temas de los que muchas veces no conocen ni en profundidad ni realmente le ven sentido... Pero, a su modo, siempre están ahí.

Cuesta acostumbrarse al principio a esto, tanto al opositor como a su pareja, pero si se tiene clara la meta, no creo que sea una tarea ardua. Es un "hoy por mí, y mañana por ti". O en este caso, "y mañana por nosotros".

Aprovecho para mandar un tremendo abrazo a los opo-consortes que sufren nuestra locura, nos miman y nos "sacan de paseo". En especial, para el mío, por aderezar mi estudio con mis antojos un día tras otro, e incluso ir a Carperi.

Que sepáis que aunque a veces no os lo digamos lo suficiente, sois parte muy importante de toda esta locura opositoril y os lo agradecemos más de lo que os pensáis.

PD: Todos aquellos novios y novias de opositores que no habéis estudiado Derecho y os enganchamos al tema, siento deciros que no, que no convalidan nuestra oposición por asignaturas de la carrera si os animáis a sacarosla :P

8 comentarios:

  1. Añado que opositar es una buena forma de tomar el pulso a una pareja, que si se sobrevive a la oposición, la pareja podrá pasar cualquier catástrofe en lo sucesivo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. creo que tienes razón... yo era o soy.. aún no lo sé, pareja de opositor, nunca puse pegas ni inconvenientes, pero suspendió. al dia siguiente volvió a ponerse a estudiar y a los 4 días me dejó.

      Eliminar
  2. Bajo mi experiencia, diría que la mejor forma de tomar el pulso a una pareja se da tras aprobar una oposición de estas características.

    Mientras estás opositando se vive de ilusiones, y de lo que pasará cuando se apruebe, es una prueba de paciencia y de fe para la pareja.
    Pero una vez que apruebas, se te abre un mundo nuevo, totalmente diferente a lo que has conocido siempre, en otro lugar, conociendo gente nueva muy afín a ti, con la que compartes casi todo. Luego viene el trabajo, lo mismo: ciudad nueva, gente nueva, y a lo mejor esa persona que siempre estuvo ahí, ya no entra en tus planes, incluso a veces estorba.

    Y ahí sí se ve si realmente tenías una relación madura y responsable, o no.

    Yo he visto de todo, en mi caso sigo con la misma persona que me aguantó tanto y a la que le debo tanto en el periodo de la opo.

    Pero sí he visto en compañeros/as con relaciones de muchos más años que la mía, como se iban al traste desde el minuto 1 de salir de su "hábitat habitual" y no pocas!.

    ResponderEliminar
  3. Hola!

    Qué bonito el post y qué envidia me ha dado, pues no he tenido la suerte de encontrar a esa persona.
    Mi experiencia me indica que es mejor estar sola mientras se oposita.
    Y coincido con Anónimo en que puedo contar con los dedos de las manos y me sobrarían cuatro dedos que no conozco a nadie que no haya dejado a su pareja tras sacarse la oposición; precisamente, por esa nueva vida que se abre tras aprobar.

    No digo que todos sean así. Espero que no se me mal interprete; sólo cuento mi experiencia.

    Ojalá yo hubiera encontrado una pareja por la que sentir y que sintiera por mí, lo que se describe en el post.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Buenas...mi nombre es Carlos y acabo de ver el post por casualidad... mi novia oposita y intento ser un apoyo diario para ella. Cuando logre sacar las opos me ire con ella a donde la destinen... la quiero y me veo en el futuro con ella... ella también lo tiene claro.
    También me he trabado un poco con las opiniones de Anónimo y Earnshow ya que comentan que una vez hayan sacado las oposiciones y vivir este nuevo mundo... sus actuales parejas ya no se sienten cómodo con ellas/os.... y no entiendo el porque...
    Es como todos los trabajos supongo... estas rodeado de personas afines que compartes tu vida diaria, gustos ect... y no por ello tienen que dejar a sus parejas.
    En resumidas cuentas si suele pasar mucho, es porque realmente tu pareja opositora no te valora y no te ha querido en este tiempo que ha estado contigo sino has sido para el/ella una vida de escape para no estar sola en los días de estudio... y eso sería de muy mala persona....

    ResponderEliminar
  5. Os cuento mi experiencia. Yo estoy opositando ya casada. No soy ninguna niña y no es la primera vez que me presento a la oposición. En 2009, motivada, ayudada, animada por mi pareja, novio entonces, dejé trabajo fijo, cuidad, todo y me fui a vivir con él, mi meta sacarme la oposición de secundaria. Mi motivación aquella vez máxima y su apoyo lo recuerdo igual de máximo. Este año no se cómo vamos a acabar. Apoyo casi nada. Sí, me escucha, de vez en cuando. ¿Detalles? Cero. Ni con la limpieza, la casa, la compra. Si ni siquiera me hace la comida los findes. Traerme un regalillo ya ni lo sueño. De momento su estrategia es salir por ahí todo lo que yo no puedo salir. Eso significa que no solo no me ayuda en nada, sino que encima se lo pasa pipa. Las broncas y disgustos por mi parte han sido muy gordos. HA habido días que tras pasarlos enteros estudiando he acabado sola en casa, sin compañía ni para una cena, ni para hablar y cuando ha vuelto o era muy tarde, madrugada, o no venía en condiciones de hablar. Me he planteado varias veces dejarlo todo y largarme de casa. Hemos tenido discusiones de perdernos el respeto y yo he seguido porque no podía dejarlo cuando solo me quedaba un mes. Yo se que estoy histérica y que no soporto casi nada, pero creo que no es muy normal esta actitud. Así que en mi caso me parece que mi oposición va a ser el fin de mi matrimonio porque me he dado cuenta de que mi marido es un inmaduro y un irresponsable y cuando más lo necesito, no está. Me queda una semana para acabar...y no se ni de dónde sacar las fuerzas.

    ResponderEliminar
  6. Soy "opo-consorte" desde el 2009, aunque llevamos desde el 2006 juntos. Se ha presentado varias veces a las oposiciones de secundaria en diferentes ciudades, pero desgraciadamente aunque las haya aprobado todas, no le llaman para trabajar. No tiene puntos de experiencia. Es lo que me hace sufrir más, aprobarlas y que después no le llamen. Pero eso sí, no dejo de amarlo y darme cuenta de lo que supone el esfuerzo que hace. No sé si será por que es hombre y todo aquello de: "tengo que darte todo lo que mereces, esto lo hago por los dos..." (cosa que me da mucha rabia, por que lo tiene que hacer por él), pero es duro. Muy duro levantarte todos los días para darle tu mejor sonrisa y que no decaiga, aún teniendo tú un día de mierda en el trabajo... pero comprendo que va de esto, de darle fuerzas aunque tú no las tengas.

    Es cuestión de comprensión y de amor. Por eso no creo en la opción que apuntabais en los comentarios anteriores: que cuando se aprueba se va a la porra. No se puede echar por tierra todo lo que se ha trabajado "juntos". Por que no deja de ser una prueba de pareja. En ocasiones, pienso, que todo eso ha sido bueno para nosotros.

    No perdáis las ganas de aprobar opositores. Sois muy valientes.

    Un saludo,

    F

    ResponderEliminar

¿Qué piensas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.