Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



viernes, 3 de mayo de 2013

Experiencia en el oral del TS (1): Almudena


Hola a todos:

Me han pedido que cuente mi experiencia en el examen oral ante el Tribunal Supremo, así que intentaré hacer un balance, porque no se me da muy bien contar anécdotas y experiencias.

Llevo doce años y medio opositando y he ido tantas veces al TS que, sinceramente, no sé por donde empezar.

A medida que pasan los años y vas teniendo experiencia, creo que el examen se afronta de manera diferente.

Mis primeros años, aunque es cierto que iba nerviosa, tenía tanta ilusión…Realmente, iba emocionada porque iba a examinarme para cumplir mi sueño y el TS es, realmente, un edificio hermoso. Los que vayan ahora por primera vez, dejen los nervios a un lado para admirar la belleza del lugar: techos, escaleras, patio central y como no, las Salas.
De hecho, aunque me suspendían con un simple “insuficiencia de contenido” (que imagino nunca sabré que quería decir) me decía que sólo por haber estado en el TS había merecido la pena; era un privilegio poder examinarme allí.

Con el paso de los años, los nervios aumentaban pero ya no había esa ilusión ingenua…Sinceramente, se apodera de ti la angustia: no puedes dormir, no puedes comer, no puedes parar de llorar y deseas con todas tus ganas no estar en ese horrendo lugar; lugar antaño hermoso ahora se torna como quien va a ser ejecutado.

Sin embargo, ese mal cuerpo se olvida, por lo menos en mi caso, cuando entras en la Sala y va a comenzar el ejercicio. En ese momento, estas centrado en lo que pasa alrededor: saludar al Tribunal, sacar las bolas, atender a las instrucciones que te dan (aunque ya te las sepas de memoria) y en tu esquema.
Y una vez empiezas a cantar todo lo que hay a tu alrededor se desvanece.

Eso es en cuanto a sensaciones se refiere.

Como consejos técnicos, por decirlo de alguna manera, os doy algunas precisiones.

Los exámenes suelen empezar a las 16:30 así que, aunque recomiendo puntualidad, no hace falta que lleguen una hora antes porque no les van a dejar entrar.
Con llegar entre las 16:00-16:15 horas es suficiente. Y sí, aunque seas el tercero en examinarse, todos han de estar a la hora señalada.
Se encontrarán con un control de seguridad y luego un puesto en el que os pedirán el carnet de identidad, así como a vuestros acompañantes y os darán una identificación de “opositor” y “público” para los acompañantes. También preguntarán el Tribunal al que vayan y no dudéis en preguntar donde está la Sala que os toca porque uno de los guardias os acompañará gustosamente. Por parte de los miembros de seguridad, decir que el trato es exquisito.

En cuanto lleguen a la Sala, se encontrarán con el bedel, al que le tendrán que entregar el carnet de identidad y ya toca esperar a que os llamen para hacer el examen.

En cuanto a vestimenta, imagino saben que tienen que ir en traje tanto hombres como mujeres, cuyos colores aconsejo sean oscuros (marrones, negros, azul marino, grises) y ¡chicos! No se olviden de la corbata.

Una vez dentro no se olviden de saludar al Tribunal y ya a partir de ahí, el Presidente del Tribunal os irá indicando.
Como consejos prácticos, les diría que se sirvan el agua antes de comenzar a cantar porque, después con los nervios, pueden derralamarla.
No se  olviden encender el micrófono (si tienen la suerte de que en vuestra Sala haya) para que, una vez empiecen a cantar, el Presidente no tenga que interrumpirles para decirles que enciendan el micro.
Y en cuanto al esquema, recomiendo que cojan un folio para cada tema porque después pueden utilizar ese folio para marcar el programa (que estará en la Sala, no han de llevarlo). Es decir, colocar el folio con el esquema del tema de Penal General por ejemplo en la parte del programa en que esté ese tema, para que a la hora de exponer no tengan que estar buscando el tema en cuestión porque ya está marcado con los respectivos esquemas. No sé si me he explicado.
Aparte del cronómetro, pueden llevar un segundo reloj. Eso ya depende de vuestra forma de controlar el tiempo. Yo uso un reloj para controlar el tiempo por tema y el crono para controlar el tiempo total del ejercicio.
También pueden marcar en el esquema el minuto en el que deberían acabar cada tema para ir teniendo una guía.
Ah! Otro consejo para los que, como yo, sean malos calculando…Cuando me dan permiso para iniciar el esquema pongo el reloj a menos cuarto para que el ejercicio empiece cuando sean las en punto y así calcular mejor los tiempos.
No se olviden de pedir la venia tanto para empezar el ejercicio, como para retirarse.
Y finalmente, decir que cuando estén cantando ignoren al Tribunal; es decir, no se preocupen por las caras que puedan poner o si están hablando entre ellos, mirando una revista, mirando al techo o incluso si están durmiendo porque no es indicativo de nada.
Lo único que os indicará que la partida ha terminado es la campanilla que hacen sonar para que pares la exposición. Eso indica que no quieren que continúes y te darán una explicación.
Ahora, si cantan el ejercicio entero tampoco indica nada, porque se puede suspender.
En fin, creo que eso es todo lo que puedo aportar. Espero que mis palabras sirvan para algo y deseo mucha suerte a todos los que vayan al ruedo.


Almudena.


PD: Mil gracias, Almudena, por tu experiencia y tus consejos ;)

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.