Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



viernes, 25 de octubre de 2013

Hoy, opositora a Inspección de Hacienda

¡Hola a todos!

Por primera vez en mi vida voy a publicar en un blog, a pesar de que soy una persona que suele escribir prácticamente todo lo que se me pasa por la cabeza, nunca me había animado.

Pero como tantas otras cosas, la oposición, o más bien las personas que me llevaré de ella (y que dicho sea de paso, sois lo mejor de estos años), me ha hecho dar un paso adelante y cuando las administradoras me pidieron que hiciera una entrada sobre mi oposición (oposito a Inspección de Hacienda), me dije ¿Por qué no?

Esta oposición consta de cinco exámenes, y como siempre en este mundillo (lo comento por si hay algún profano en la sala) , hay que aprobar uno para pasar el siguiente, y de nuevo por si hay alguien ajeno a esto de opositar, lo mismo puedes suspender con un 4 que con un 7, todo depende de la temida “nota de corte”.

El primer examen consiste en 14 preguntas a desarrollar sobre Derecho Civil, Derecho Mercantil, Economía General y Economía de la Empresa. En este examen entran concretamente 59 temas de dichas materias.

El segundo examen consiste en la resolución de supuestos prácticos sobre Contabilidad Financiera, Contabilidad de Sociedades y Matemáticas financieras. Para preparar este examen básicamente hay que estudiarse a fondo el Plan general contable, sus cuentas, ley de sociedades, etcy sobretodo, practicar, practicar y practicar.

El tercer examen consiste en un Dictamen, es decir la resolución de un supuesto práctico que abarca desde aspectos civiles o mercantiles, a prácticamente todo el temario de tributario de la oposición. En este examen también se hace una prueba de idiomas, pudiendo escoger el opositor entre inglés, francés o alemán.

El cuarto examen es el primer examen oral. Entran 68 temas de Derecho Constitucional, Derecho Administrativo, Hacienda Pública y Sistema Financiero español.

Por último, el quinto examen. El segundo y último oral. 63 temas de Derecho Financiero y Tributario, y aquí ya sí, si apruebas y estas entre los afortunados, la plaza es tuya.

Después de aprobar se hace un curso en el Instituto de Estudios Fiscales, que en teoría entra dentro del proceso selectivo, pero creo que no se sabe de nadie que tras aprobar la oposición no obtuviera la plaza.

Como veis es una oposición que tiene exámenes muy distintos entre sí, lo cual depende de cómo se mire, es positivo y negativo a la vez. Positivo porque al tener más variedad no se hace tedioso y monótono, sino que si estás hasta la peineta de cantar temas, te pones a hacer contabilidad o supuestos de dictamen, y viceversa. Sin embargo también es cierto que a veces puede ser algo desbordante preparar tantos ejercicios a la vez siendo algunos tan distintos entre sí, aunque yo prefiero quedarme con la parte positiva, porque ya bastante duro es esto como para fijarse en lo malo.

Y hasta aquí mi post sobre el ¿emocionante? mundo de las oposiciones a Inspector de Hacienda , espero que os haya servido para conocer un poco más sobre la oposición, y si alguien tiene alguna duda que pregunte a las maravillosas personitas que llevan este blog, ellas les darán mi correo y estaré encantada de resolver vuestras dudas.

Mucho ánimo, y a comerse los temas.

Anna

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.