Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



viernes, 23 de mayo de 2014

El pre y el post examen (Colaboración)



Prepararse para un examen no es tarea fácil, prepararse para un examen de oposición digamos que tampoco pero con esta colaboración vengo a poner sobre la mesa una reflexión que me he planteado desde que me presenté al primer examen de las mías: ¿prefiero el estrés y el agobio del pre examen o los nervios de post por saber si habré pasado o no? No lo tengo muy claro. Cuando estas en el pre estás deseando que pase pero cuando ya ha pasado…







Yo siempre he sido una persona muy organizada y desde que tengo noticias de la fecha del examen me hago un planning ajustando cada día y hora hasta el día previo (dejando siempre algunos márgenes por lo que pueda pasar). Por suerte nunca me han surgido imprevistos que hayan paralizado por completo mi estudio y por ello siempre he cumplido con mis planes. No obstante, durante esos días lo que principalmente siento es agotamiento y cansancio porque se suele ampliar las horas de estudio. No soy persona de ponerme muy nerviosa porque confío en que he hecho todo lo que estaba en mi mano y siempre me hablo a mí misma diciéndome: “Te lo sabes todo, sólo hay que demostrarlo” y esto me ayuda (claro si es verdad que te lo sabes todo, sino…. Jijijiji).







Pero el post… creo que esta parte la llevo peor. En todos los exámenes de mi oposición siempre he salido satisfecha y medianamente contenta pero a medida que van pasando las horas y días empieza a entrarme un miedo y un agobio pensando en lo que podría haber puesto, en lo que podría haber mejorado, en si me he equivocado…. Empiezo a dudar de todo y me llevo todo el día y muchas noches pensando en ello. Son días en los que la concentración para seguir estudiando de cara al próximo por si he aprobado está bajo mínimos y tengo siempre una angustia en el pecho que me falta el aire. De ahí esa reflexión.







Yo he llegado a la conclusión de que prefiero el pre examen, ¿y ustedes?







P.D. Mis oposiciones constan de 4 exámenes y 3 hay que esperar a que todos leamos en lectura pública o a que todos cantemos para que salga la nota y el otro es inglés que hay que esperar a que sea corregido.







Fdo. M.C

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.