Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



viernes, 8 de agosto de 2014

Imprescindible: Vacaciones, ¿cuándo? ¿cuántas?

Por mucho que la gente a veces se olvide, los opositores somos personas, sangramos cuando nos pinchan y también esperamos el verano desesperados. Suele haber dos tipos de comentarios extremistas: 

- La vecina de arriba, que se cree que tienes las vacaciones de los estudiantes: 3 meses sin hacer nada. 
- El primo de tu colega, que se piensa que opositamos 28 horas al día y 393 días al año. Si tenemos vacaciones, no podemos aprobar, no nos lo merecemos por "despendolarnos". 

Pues ni lo uno, ni lo otro. 

¿Cuántas vacaciones tomarse?
Ya somos mayorcitos y si queremos cogernos un mes de vacaciones, nadie nos lo va a negar, aunque el preparador quizá ponga mala cara. Se nos presupone una madurez y una capacidad para tomar decisiones. Sin embargo, no mucha gente te va a decir que haces bien (en circunstancias normales) porque al volver a sentarte delante de los libros, vas a sufrir, y mucho. Lo más habitual es cogerse 10-15 días, día arriba o día abajo, lo suficiente como para descansar y desconectar pero no tanto como para perder todo el ritmo.
Hay opositores, por otra parte, que tienen un mes sin preparadores o academias, porque "cierran" en agosto. Lo suyo es organizarse dependiendo del "planning" que haya que cumplir. Estudiar y disfrutar un poquito no están regañados.

¿Y cuándo cogérselas? 
Se puede dar el caso de que algunos, no pocos, las cojan cuando el preparador o la academia tienen vacaciones, normalmente agosto. Pero no hay una regla escrita. En mi caso, por ejemplo, tengo libertad de elección de fechas y formas, y por ejemplo opto por no tomarme más de una semana seguida, para que no me cueste tanto volver, y dejarme unos días para final de verano o septiembre.

Pero da exactamente igual. He visto discusiones de personas por que alguien se vaya en otoño o invierno y, la verdad, no lo entiendo. Creo que en esto también somos mayorcitos: si prefiero estudiar todo el verano y cogerme una semana en diciembre, por ejemplo, porque es temporada baja o porque me quiero ir a un lugar donde el buen tiempo es cuando aquí estamos congelados... Es cuestión de organizarse.



Así que, haceros un favor muy grande a vosotros mismos (y a los que os tienen que aguantar...) y 
¡disfrutad de las vacaciones! 


El blog también cuelga el cartel de "Cerrado por Vacaciones", tras dejaros mañana un SORTEO gracias a Papelería Distrimar.

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.