Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



viernes, 29 de noviembre de 2013

Do your best

Cuando las redes sociales se llenan de quejas, lamentos y condescendencias con uno mismo, llega el momento perfecto para que alguien pare el tren. Pero no para bajarse. Respirar hondo, cambiar de actividad, de aires y mirar por la ventana de ese tren que, hasta hace momentos, teníamos pensado abandonar o cuyo trayecto contemplábamos con desdén. Si en un viaje lo más interesante, a priori, es la partida (por aquéllo de la ilusión, los planes) y la llegada al destino, es importante hacer que el trayecto sea lo más ameno posible. O lo más llevadero.

Preguntar a cada instante "¿cuánto falta para llegar?" no es, desde luego, la mejor actitud... Si todo marcha bien, se llegará -más tarde o más temprano-. Contar cada kilómetro como un éxito, como una experiencia vivida que merece ser tenida en cuenta. Y si el trayecto no nos está gustando nada... siempre se puede amenizar con música: 


Jauladecemento

martes, 26 de noviembre de 2013

Muro de dedicatorias (II) ;)

Debido a la cantidad de mensajes que recibimos, aquí vamos con la segunda tanda:

  • Primer texto, a cargo de Rebeca Hernández: A toda la gente maravillosa que he conocido  y que no son compañeros sino amigos, y particularmente a mis opodesquis, no se como acabará este camino, pero nunca me arrepentire de haberlo iniciado porque pase lo que pase habéis entrado en mi vida y eso es un regalo que la oposición me ha dado.
  •  Otras bonitas palabras: Soy Andrea Mª Romero (@andrea26mr) y quería hacer una dedicatoria! En primer lugar quiero agradecer a mis amigas, a aquellas que el tiempo me ha demostrado que son de verdad (y muy especialmente a Carmen y Patricia) todo el apoyo que me están dando desde el minuto cero en el que empecé en esta "aventura". Tomándose un café conmigo después del prepa, o unas cañas cuando yo puedo, o simplemente preguntándome qué tal me ha ido el día con los temas (que aunque pueda parecer una tontería, no lo es). Y sobre todo, porque saben que no siempre puedo apuntarme a los planes que hacen, y nunca me han puesto una pega o una mala cara. Son geniales, únicas, y no puedo expresar con palabras lo mucho que les agradezco todo esto.

    Después quiero agradecer su apoyo a esas personas que he conocido solo por twitter (en su mayoría) y que siempre tienen una palabra de ánimo cuando lo he necesitado. Pero muy especialmente quiero mencionar a Irene (@icpinilla) porque desde que me cambié los días de cante y me encuentro todos los días con ella, voy aún más animada al prepa! Antes de nuestros respectivos cantes hablamos de lo que sea, y hace que incluso se me pasen un poco los nervios que ella sabe que tengo ;) Además es una chica muy alegre y consigue incluso que me ría cuando llevo algún tema flojillo o me va a tocar estudiarme algún artículo especialmente horrible. Ella es también una razón por la que estoy encantada con el cambio de mis días de cante. Irene mola :) 
  • Hoy va de textos, así que Nayra Hoces nos dice lo siguiente:
La verdad es que me arriesgo escribiendo esto porque sé que me voy a dejar mucha gente en el tintero, así que de antemano, pido disculpas. Tengo que empezar en primer lugar, por supuesto, por mis Desquis, @guambritai, @icpinilla, @letixia92, Puri, Rebe y Desi, porque son las que día tras día me animan el estudio a base de conversaciones de lo más variopinto. A @mariapiacs, porque es de lo mejor que he conocido, siempre atenta y siempre en todo. Mis futuras ricachonas, @AnnaFernandz y @Jauladecemento, que sois mujeres grandes, y con o sin bote de euromillones, llegareis bien lejos. El resto de mi pandilla madrileña, @kar_Vogue por ser tan dulce y estar siempre, Elena Caravaca, Sara Sara, Marta Martín Pintado y Carmen Carperi, por ser siempre la alegría de la huerta y por tantos momentos vividos y que quedan por vivir. Os quiero muuucho a todas!!!!

Salgo de las fronteras Madrileñas y me quedaría corta, así que hago especial mención a mi alicantino y madrileño de adopción @fran__oficial, por sacarme siempre una sonrisa, por ser un grande, por hacerse querer y por dejarse querer. A Javier Lexsith, porque siempre que lo necesito tengo su "hombro" para llorar, sus palabras de ánimo y como no, risas, muchas risas! Al resto de andaluces, que sois enormes. A las alicantinas @Marfil87 y @Fatimatrap_ porque lo del jueves fue solo el principio, y porque iré a veros, lo prometo! Costa Valenciana, Murcia, Barcelona, Navarra (Vanesa Garbayo que la echo de menos y que en poco tiempo me tiene allí dando guerra, y porque es la más guapa!) Y suma y sigue y me quedo corta

A los que no os he mencionado, o no he mencionado donde vivís, que sepais que igualmente cada uno habeis aportado vuestro granito en algún momento, así que por todo ellos GRACIAS. Sin vosotros no sería lo mismo.

  •  Os dejamos uno de María Pía: yo quiero dedicarselo a mi #ApestadasClub, mis madrileñas/os, mis castellano-leoneses, mis andaluces, mis catalanas, a mis valencianos/as, a mis gallegos, a mi santanderino, mis castellano-manchegos. Ellos saben quiénes son. A todos GRACIAS por hacer que esta locura sea más llevadera!
  • De mi parte también va algo: Si la vez anterior me referí a mis compis de preparador más cercanas, hoy me refiero a todos los demás que estáis aquí, a los que me habéis dedicado palabras muy bonitas (como Andrea, Marisa, Anabel, Pia), pero también a todos los que nos leéis. Y os dedico esta imagen:


  • Y terminamos con un bonito y aconsejable vídeo que nos envía @Irenemg2:

viernes, 22 de noviembre de 2013

Al habla una novia de opositor: cómo nos ven desde fuera ;)

¡Hola a todos, sufridos opositores! 

Vosotros no me conocéis, pero yo a vosotros, sí (en cierto modo, claro). Ello se debe a 
que soy lectora asidua de este blog desde hace unos meses. Y sin embargo, ni siquiera 
oposito. ¿Por qué os leo entonces? Muy fácil: la persona más importante de mi vida es 
de los vuestros. 

Hace poco más de dos años que conocí a mi novio (llamémosle F. de aquí en adelante), 
y cuando me contó que estaba preparando judicaturas, me prometí a mí misma que sería 
su apoyo constante y que jamás interferiría en sus horarios de estudio, ni saldría de mis 
labios una sola queja si a veces no podía dedicarme todo el tiempo que me gustaría. 
Muy al contrario, decidí que intentaría alegrarle los largos días de "opozulo" en los ratos 
que pudiéramos hablar (¡bendito WhatsApp!) y compensarle todos sus desvelos las 
veces que quedásemos a la semana (en general, 2 ó 3). Pero cumplir todos esos buenos 
propósitos, aun con toda la voluntad del mundo, en los momentos de debilidad se hace 
difícil... bueno, en realidad siempre resulta duro (por ejemplo, todavía hoy tengo que 
hacer un enorme ejercicio de autocontrol para respetar los horarios de F. -que de hecho 
han pasado a ser también los míos, de una manera u otra-, y mucho ha llovido desde que 
me los aprendí cuando empezábamos a salir juntos). 

Es difícil sobre todo porque no entiendes al 100% qué es por lo que está pasando la otra 
persona, principalmente por no estar experimentándolo tú mismo. En mi caso, F. lleva 
ya varios años opositando, con la presión que ello conlleva (especialmente dada la 
actual situación de las convocatorias), y no es muy dado a hablar ni de ella ni de "la 
procesión que va por dentro", sino que cuando acaba con los temas del día prefiere 
pensar y conversar sobre otras cosas (algo perfectamente comprensible, por otra parte). 
Tampoco recuerdo que me haya dado, en algún día de cante, una respuesta muy distinta 
de "Bien" a la pregunta "¿Qué tal te ha ido?". Como mucho protesta de los tests, que el 
pobre odia con toda su alma. 

Así que aquí es donde recurro a vosotros: los administradores, colaboradores y lectores 
de este blog. Leer acerca de vuestras experiencias y frustraciones, sobre lo que os anima 
y lo que os deprime, me ayuda mucho a la hora de ponerme en el lugar de F. sin 
necesidad de interrogarle continuamente. Esto no quiere decir, por supuesto, que antes 
de descubrir "Sobrevivir a opositar” yo fuera un estorbo para él, pues desde el minuto 1 
le he admirado más que a nadie por su fuerza de voluntad y capacidad de sacrificio, y 
como ya he dicho siempre procuro facilitarle las cosas en la medida de mis 
posibilidades. 

Pero en mi imaginación convertía a F. en una especie de máquina híper-eficiente para la 
que el estudio era poco menos que un paseo militar. Desde luego no es así, y gracias a 
vosotros puedo rellenar mejor en mi cabeza cómo son todas esas horas que pasa delante 
de los Carperi, más o menos desde las 5 AM hasta las 20 PM. Y le quiero mucho más 
por ello, porque a pesar de semejante paliza todavía es capaz de sacar tiempo para mí 
cada día, e incluso, pese al hartazgo de Códigos, es el primero en ofrecerse a ayudarme 
con las prácticas y demás trabajos de la Facultad (soy estudiante de Derecho; ya sabéis, 
Dios los cría…). Dicho con otras palabras: sé que si en un momento realmente le 
necesito lo dejará todo para estar a mi lado. Además, y esto quizás os parezca raro, no 
recuerdo que haya pagado conmigo un eventual mal humor opositoril, nunca jamás (lo 
cual es de agradecer). 

Por todo lo anterior, más que como una máquina o robot, yo siempre veré a F. como un 
super-hombre; y puedo afirmar sin temor a equivocarme que seguro que hay alguien (un 
amigo, un hermano, una pareja...) para quien todos (y todas) lo sois. 

Tal vez cometa un error y mi perspectiva como novia-de-opositor no os aporte nada; sin 
embargo, yo he pensado que podría ser interesante que alguien que, siendo “de fuera”, 
sufre casi tanto como vosotros la falta de tiempo libre, las exigencias del preparador, los 
cantes, los cambios legislativos, la incertidumbre de las convocatorias, la escasez de 
plazas, etc., pusiera su granito de arena en este proyecto. Ojalá no os haya aburrido este 
particular homenaje al opositor de mi vida (extrapolable, por supuesto, a todos los que 
recorréis este duro camino). 

Os deseo mucho ánimo y toda la suerte del mundo. 

jueves, 21 de noviembre de 2013

SORTEO IMPRESORA: Felicitación de Navidad

Os traemos una noticia maravillosa aprovechando el primer aniversario del blog y nuestra felicitación navideña: un SORTEO, gracias a

http://www.distrimar.es/

Papeles Distrimar, S.L. nos ha ofrecido sortear entre nuestros seguidores una IMPRESORA HP OfficeJet 6000.

Aprovechamos para recordaros que tenemos un descuento en Papeles Distrimar para el material de oficina que necesitéis, al alcance de todos vosotros siguiendo las instrucciones de este link

Las condiciones para participar en el sorteo son:
- Participar en nuestra felicitación para Navidad enviándonos una fotografía. En la foto no tenéis por qué aparecer vosotros posando; únicamente os pedimos que sea una foto original de tema navideño. ¿Queréis posar con el árbol de Navidad enorme de la plaza de vuestro pueblo? Genial. ¿Queréis enseñarnos cómo adornáis vuestro "opo-zulo" o pintaros a los tres Reyes Magos en vuestra mano junto a un carperi? Genial también, incluso más divertido y original ;)
AVISO: El collage final también será publicado por Distrimar.
- La fotografía debe ser enviada por EMAIL a sobreviviraopositar@gmail.com indicando en el ASUNTO: FELICITACIÓN NAVIDEÑA e indicándonos en el contenido vuestro NOMBRE REAL.
- Por motivos de logística, solamente podemos contar como participantes a las personas que vivais en la Península.
- Cuando recibamos vuestra fotografía, os contestaremos asignando a vuestra fotografía un número correlativo, que será vuestro número de participante.
- Cerraremos el sorteo el día 20 de diciembre a mediodía (12:00). En ese momento, María Pía e Irene procederemos a realizar el sorteo eligiendo un número completamente al azar, mediante un generador aleatorio de números.
- Publicaremos el número ganador en el blog, en twitter y en facebook, y nos pondremos en contacto con la persona correspondiente vía email para que nos facilite su dirección para enviar la impresora, dirección que comunicaremos a Distrimar.
- Si esa persona no nos contestase en un plazo de 3-4 días, perdería el derecho al premio, y procederíamos a sacar otro número y a contactar del mismo modo.

¡Suerte a todos!

viernes, 15 de noviembre de 2013

Oposiciones de Magisterio: Mi experiencia

¡Hola a todos! Hoy os dejo con una persona que nos ha escrito sobre su oposición y nos da algunas claves de como ve la misma. Desde aquí nuestra enhorabuena porque ya estás del otro lado, eres ex-opositor. ¡Gracias por escribirlo y mandarlo!  Os dejo con lo que ha escrito


Vaya por delante que las vivencias que aquí se describen sucedieron hace ahora nueve años y que las circunstancias del mercado público de empleo, la opinión general sobre el funcionariado y la economía nacional eran diferentes de las actuales. Sin embargo, hay máximas que no cambian en todo lo que supone enfrentarse a un examen que puede cambiar el rumbo de toda una vida.

Empecemos por apuntar que ser maestro/a es una profesión vocacional y que su desarrollo en el ámbito público no genera patrimonios millonarios; así que lo más importante es estar seguro de que esta carrera llena y satisface plenamente a quien aspira a destinar toda su vida laboral a ella. De lo contrario, la frustración y el desánimo pronto serán tu signo de identidad dentro de un gremio atacado por múltiples flancos.
Supongamos que cumples con los dos primeros requisitos, a continuación es importante revisar el bagaje propio que cada opositor posee. Las experiencias previas al estudio tienen un enorme peso en la proporción de esfuerzo y dedicación que se deberá destinar al estudio. Se trata de una prueba “concurso-oposición” por lo que cualquier curso, taller, seminario, convivencia, formación… también se valorará; si está justificada conforme a los requisitos de la convocatoria. Superar las pruebas del examen, con derecho a plaza, es lo primero; pero puedes conseguir un destino, más cercano a tus intereses, cuanto más consigas puntuar en la fase concurso.
 Por otra parte, la docencia y la educación son términos semejantes pero no iguales: Un docente transmite contenidos, un educador comparte conocimiento en muchos más planos que el meramente intelectual. Cualquier experiencia (acreditada con certificados –preferiblemente para las baremaciones de puntos del concurso- o no) enriquecerá tu discurso y, lo que es mucho más definitivo, imprimirá en tu expresión la fuerza de la veracidad y el aplomo de la vivencia consciente. Cuando se toma contacto con la realidad educativa nuestra seguridad en nosotros mismos y en aquello de lo que hablamos nos dota de una asertividad e iniciativa extremadamente valorada por los tribunales.

Para hablar de lo que supone ser opositor de magisterio hay que conocer el carácter de las pruebas. Esta oposición presenta dos facetas: Una tradicional y academicista; el estudio y memorización de los temas teóricos junto con una redacción justificada desde conocimientos teóricos de un supuesto práctico de ámbito educativo y otra con un alto componente subjetivo que le es inherente e inevitable. Puesto que se trata de pruebas Autonómicas apuntaremos que puede haber ligeras variaciones entre los exámenes de unas regiones y otras; especialmente aquellas que requieren de prueba de idioma propio de la comunidad correspondiente. Pero, en esencia, la mayor parte de las convocatorias son iguales entre sí y muy parecidas –en formato- a las de profesores de secundaria, escuelas oficiales de idiomas y conservatorios. Un problema, que ha generado gran polémica, es la habitual coincidencia de fechas de los exámenes en unas sedes y otras; lo que imposibilita la opción de inscribirse en varias comunidades a la vez, obligando a los aspirantes a elegir dónde competir con otros candidatos o a recorrer en cuestión de días distancias entre sedes de examen con escaso tiempo de descanso entre la realización de una prueba y la misma en otra comunidad. O entre estos momentos y las lecturas orales de los temas redactados; puesto que los tribunales no leen y corrigen las pruebas por sí mismos; sino que evalúan tras escuchar las lecturas, previa citación, que cada candidato hace de su propio documento. (La valoración de esta parte se tratará más extensamente a lo largo de este texto).
La segunda parte de las pruebas consiste en la presentación y defensa oral de una Programación Didáctica completa con duración de un curso escolar y la exposición detallada de una unidad didáctica elegida al azar entre todas las de la programación. Ha de ser original y elaborada íntegramente por el aspirante que contará con una hora de preparación previa en un cuarto anejo a la sala de exámenes (conocido como “la encerrona”) y veinte o veinticinco minutos de exposición ante el tribunal. En ocasiones, es necesario contar con la ayuda de otras personas que presenten la documentación de la segunda parte de las pruebas en nombre de los aspirantes para que esté disponible el día en que se le convoque a su defensa en el tribunal asignado al candidato, cuando se pretende asistir a convocatorias de diferentes sedes. Es interesante saber que las organizaciones sindicales de todas las siglas cuentan con personal formado y dispuesto para apoyar a los estudiantes en estas cuestiones y en todos los temas relacionados con la comprensión y cumplimiento de las convocatorias, procesos, concurso de baremos y conocimiento de los detalles administrativos y burocráticos de todos los trámites. En las fechas previas a la publicación de las convocatorias se suelen convocar charlas informativas para opositores en las que, además de intentar captar afiliados, aportan informaciones útiles para quienes se acercan por primera vez al complejo mundo del empleo público. Es aconsejable participar en alguna de ellas, tanto si tienes intención de pertenecer a cualquier sindicato como si no.
En la mayor parte de las pruebas, los tribunales se reservan el derecho a realizar preguntas relacionadas directa o indirectamente con lo expuesto en la segunda parte. No suelen prolongarse demasiado, pero pueden ser entre dos y cinco preguntas que someten a los candidatos a mucha presión por su carácter impredecible y por la imposibilidad de preparar una respuesta elaborada. En algunas comunidades estas preguntas breves son escogidas al azar de un saco previamente lleno de pequeños papelitos y en otras quedan al arbitrio de los integrantes del tribunal.

Una vez realizadas las pruebas, leídas, presentadas las programaciones y defendidas llega el momento de preparar cuanta documentación acreditativa y justificativa de formación pueda aportarse para pasar a la fase de Concurso, en la que solamente entran los candidatos que hayan superado las pruebas con derecho a plaza.

En cuanto a las cualidades profesionales y personales que más se valoran en estos exámenes públicos apuntaré; y quede todo esto, como mera opinión personal basada en la experiencia vivida, que lo más destacable es:
·         Organización estructurada de todos los conceptos trabajados durante los estudios universitarios y su correspondencia con los contenidos de los temarios de oposición. En muchas escuelas de Educación las materias impartidas en los planes de estudios coinciden ampliamente con los contenidos desarrollados en los temarios de oposición, siempre que se opte a la misma especialidad de estudios que se cursaron. Es posible ahorrar mucho tiempo en la elaboración de los apuntes personales recurriendo a créditos ya estudiados.

·         Capacidad para extrapolar aprendizajes. No considerar que los contenidos son bloques estancos; sino que lo que se estudia como justificación teórica de una línea docente, de un método, de una ley o de una técnica puede ser flexiblemente aplicado a muchas otras situaciones. Esta cualidad es particularmente útil en el apartado del “supuesto práctico”; si una estrategia de trabajo es útil y se ha podido vivir la experiencia en un entorno determinado, podemos describirla en otro siempre que se mantengamos las condiciones mínimas para su desarrollo. Recordemos que la experiencia es un grado para aumentar nuestra asertividad a la hora de defender una propuesta.

·         Expresión genuina y original del diseño de programación didáctica: indudablemente la configuración de las unidades, temáticas, tipos de actividades y objetivos ya habrán sido utilizados por muchos otros candidatos; por eso mismo, es importante ser auténtico y arriesgar en la presentación de la programación. Los tribunales estarán, más que posiblemente, cansados de escuchar siempre las mismas propuestas tildadas de líneas editoriales conocidas. No olvidemos, que los tribunales son profesionales en activo del cuerpo público al que se aspira y están trabajando diariamente con diseños publicados. Hay que intentar ser, en la medida de lo posible, innovador y creativo. Captar la atención de los examinadores y mantenerla durante más tiempo que otro candidato puede ser la clave del éxito.

·         Ausencia del miedo a hablar en público. En esta profesión casi se da por supuesto que hablar en público es algo que no frena a ningún opositor; sin embargo, sabemos que no es lo mismo hablar a quien “en teoría” no controla la materia a tratar, que a quien “en teoría” suponemos expertos en la misma. Ni lo uno, ni lo otro. Para empezar, los tribunales están compuestos por personas de edades bien diferenciadas, cuyas exigencias y conocimientos para acceder a sus puestos han sido distintos a los que ahora tienen en cuenta para evaluar a los aspirantes. Además, hay muchas estrategias empleadas para calificar a los candidatos y cada miembro del tribunal se marca consensuados previamente unos criterios  a observar y unos momentos en los que permanecerá más atento que en otros a cada intervención. El opositor no conoce ni cómo, ni cuándo, ni cuáles son esos principios a seguir; por lo que estar pendiente de todos esos detalles sólo sirve para imprimir una presión innecesaria que merma las posibilidades de lucimiento y demostración de todas las cualidades positivas que podemos desplegar. Es mejor olvidarse de todo y tratar de convencer, con nuestra mejor imagen y conocimientos de que somos merecedores de una buena calificación. En el fondo, es lo que haremos el resto de nuestra vida profesional: convencer de que aquello que explicamos es una verdad real, comprensible e incorporable al conocimiento de los que nos escuchen. Se trata de dar los primeros pasos en ello con una audiencia “algo exigente”, nada más.

·         Soltura en la expresión oral y escrita en otro idioma o lenguaje artístico: los exámenes para acceder a plazas de lengua extranjera o de música suponen una necesidad añadida: la capacidad de dominar el lenguaje que se desea transmitir. Tanto si es para inglés, francés o alemán como si es para música, los candidatos con mayores opciones son aquellos que hayan podido dominar esas materias. Haber vivido en el extranjero o tocar varios instrumentos es definitivo. Por eso muchas de las personas que se inscriben en esas convocatorias tienen formación complementaria a los estudios de educación, tales como títulos de escuelas oficiales de idiomas, conservatorios, escuelas de música o danza y formación en distintos países. No es obligatorio para poder presentarse a las pruebas, pero facilita un punto de partida más cómodo. Del mismo modo, la rama de Educación Física será más fácilmente accesible para personas en entrenadas y con destrezas deportivas o forma física trabajada habitualmente.

·         Capacidad para separar lo personal de lo profesional: Puede que en la preparación de los exámenes no sea imprescindible, pero conviene saber que en el trato diario con personas (tanto compañeros como alumnos) es importante saber separar las sensaciones y los sentimientos personales de lo que el puesto al que aspiramos supone. Habrá problemas de difícil solución, conflictos profesionales, compromisos complicados de asumir y situaciones duras a nivel humano que no podremos remediar. Mantener una distancia discreta con todas estas experiencias ayuda a ser más profesional y a vivir más plenamente el resto de las facetas humanas.

             Finalmente, daremos unas pautas orientativas en cuanto a la organización de los opositores:
1.      Es aconsejable comenzar a preparar las pruebas entre 12 y 9 meses antes de la celebración de los exámenes; dependiendo del bagaje previo del que se disponga.
2.      Habitualmente se estudian primero los temas teóricos en bloques relacionados y se realizan algunos supuestos prácticos de prueba recomendados por las editoriales y academias de preparación. Hoy en día internet está lleno de propuestas á lleno de propuestas y exámenes anteriores.
3.      Transcurridos 5 o 6 meses se alternan los repasos con la preparación y diseño de la programación didáctica. Hay que asegurarse del carácter eliminatorio o no de las fases del examen para dar acceso a lo siguiente. En algunas convocatorias no ha sido posible defender la programación sin superar la primera parte teórica.
4.      Repasar los contenidos dos meses antes y “aburrir” a algún buen amigo o familiar con nuestra presentación oral. Las grabaciones de video y audio ayudan a pulir detalles y mejorar la postura y expresión corporal.
5.      No dedicar más de 6 (máximo 7)  horas diarias y dejar tempo para el descanso y esparcimiento, al menos un día de cada semana, dos según se acercan las fechas.
6.      Hay vida después de la oposición. Sí, también si suspendes.

Espero que este texto sea de ayuda para todos los que están pensando en presentarse a unas oposiciones del ámbito educativo y que la situación general de economía y trabajo de estos momentos no sean más poderosas que la voluntad de los candidatos a conseguir un puesto público en lo que realmente desean hacer el resto de su vida.


Gracias por leer.

sábado, 9 de noviembre de 2013

Participa en nuestra felicitación navideña

Dice el refrán que "Gota a gota, el agua horada la roca", lo cual en "cristiano" viene a significar que hay que perseverar. Así que os proponemos nueva actividad para hacer una bonita felicitación navideña, y que no se diga que no lo intentamos ;)

Esta vez, sencilla, bonita y disponible para participar desde cualquier rincón de España, apta para todos los opozulos habidos y por haber: os proponemos que nos mandéis fotos navideñas vuestras. Pueden ser disfrazados e irreconocibles, en la calle, en casa, con el gato, que solo se os vea una mano con Melchor, Gaspar y Baltasar pintados en ella... Como se os antoje, mientras sea una foto navideña y vuestra.

Dependiendo del número de participantes, con todas las fotos haremos una vídeo-felicitación o un collage.


Pero esta vez, antes de hacernos ilusiones, os tanteamos: ¿participaríais? Votad en la encuesta (es sencilla y secreta, solamente hay que responder sí o no)

http://doodle.com/kb7726cc8qdc3r44


Recopilaremos imágenes hasta el 20 de diciembre, y podéis mandarlas a nuestro email:

sobreviviraopositar@gmail.com



Además, entre los participantes sortearemos una IMPRESORA HP. Más información sobre el sorteo aquí.

martes, 5 de noviembre de 2013

Reflexiones de una opositora

¡Hola!

Nunca había escrito en un blog ni nada parecido. Siempre he estado “al otro lado de la pantalla” leyendo. No obstante, la otra noche, hablando con una de las administradoras del blog me propuso el escribir algo y dije venga! Por qué no? Algo se ocurrirá.

Pero al hablar sobre la oposición se abre un abanico tan grande de posibilidades que no sabía ni por dónde empezar. Me pasaba como en aquel capítulo de los Simpsons en que el Señor Burns tiene tantas enfermedades que por eso mismo está sano: todas intentan entrar a la vez, se colapsa y no entra ni una.

Después de unos días un poco bajoneros ante los cuales me he empeñado que lleguen a su fin, he decidido decantarme, fruto un poco también de aquella conversación, por las cosas que te enseña la oposición y que solemos dejar olvidadas centrándonos en el final del camino, sin acordarnos a veces que durante el mismo hemos podido disfrutar de ciertas vistas. Es difícil escribir sobre algo novedoso, así que desde ya me disculpo por si en algo me repito y espero aportar alguna novedad.


La primera cosa que te enseña, y sobre la cual no voy a añadir nada, pues lo sabemos perfectamente , es darte cuenta de quiénes son tus verdaderos amigos y quiénes no. Cómo gente que creías que estaría para todo no lo está y, a la inversa, gente que no esperabas siempre tiene palabras de ánimo, del mismo modo que un desconocido se puede convertir en amigo.


Pero dos son las enseñanzas que me gustaría puntualizar:


En primer lugar, aprendemos y mucho el valor del sacrificio, y lo que estamos dispuestos a dar. Eso lo vemos desde el minuto cero, con el primer plan que rechazamos por tener que estudiar, y no hay día que no lo veamos: cuando no podemos salir, no podemos irnos de finde o de puente y una larga lista de etcéteras. Pero sobretodo vemos cuánto estamos dispuestos a dar, a sacrificar y a luchar. A veces las circunstancias no acompañan, lo que más nos gustaría es fusionarnos con el sofá, no hacer nada, pero… no!!! Sacamos el ánimo de donde no lo hay y nos vamos a por los temas.
Lo fácil es poder salir todos los fines de semana que queramos, poder hacer los planes que queramos, lo difícil es lo que hacemos nosotros. Lo fácil también, cuando las circunstancias no acompañan, estamos de bajón y lo que menos nos apetece es ponernos a estudiar, sería no hacerlo: “no me voy a concentrar, ya estudiaré mañana”. Pero no!! Nos levantamos día tras día a las 8 de la mañana para seguir intentándolo, cunda más el día o cunda menos, pero lo hacemos. En definitiva, aprendemos a bailar bajo la lluvia, hasta que pase la tormenta.
Así que si alguna semana “no estáis a la altura” no os castiguéis en exceso porque aunque a veces parezca lo contrario… somos personas y no máquinas.


La segunda cosa que se nos ofrece es aprender a relativizar. Si bien es cierto, como se ha dicho muchas veces, con la opo todo se agranda: el problema más chorra del mundo (como una tonta discusión con alguien) se puede convertir en el motivo de la desconcentración del día pero a la vez la cosa más insignificante (como un café a destiempo o simplemente dormir sin despertador) cobra una importancia descomunal, se disfruta más.
Pese a ello, somos conscientes que esto es una carrera de fondo, que es imposible que en esa larga carrera no tengamos problemas externos que nos descentren y dificulten el camino. Así que aprendemos a intentar sortearlos lo mejor que se puede. Ello no quita que haya días que lo mandaríamos todo fuera, que creemos no poder más y acabamos hartos de todo. Pero, si bien antes de empezar la opo nos ahogábamos en un vaso de agua… Ahora un vaso no puede con nosotros, necesitamos una piscina, como poco. Aumenta nuestra capacidad de resistencia hacia los problemas que nos surgen y nos hacemos más fuertes, aunque a veces no sepamos verlo fruto de la desesperación del momento.

Respecto a esto, me gustaría terminar con una cita de una película que dice: “Ahora no puedo pensar en eso, me volvería loca si lo hiciera. Ya lo pensaré mañana”.  Así pues, cuando pensamientos insanos nos vengan a la mente… intentemos llevarla a la práctica!!!


Para acabar os diré que cuando os pregunten: bufff y ¿te compensa estudiar tanto, y perderte estos años de juventud que no volverán? No dudéis ni por un momento que la respuesta es un sí rotundo. Sea cual sea el resultado de la carrera (que estoy segura será el mejor de los posibles pues ya nos estamos encargando de ello día a día) podemos estar seguros de dos cosas: haber luchado por lo que realmente queremos y llevarnos unas cuantas lecciones en el camino, que difícilmente aprenderíamos en otros ámbitos.


Así que, a por la meta sin olvidarnos del camino en sí! ;) Ánimo a todos!

Vanessa


AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.