Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



martes, 29 de octubre de 2013

Antes, durante y después del examen

Buenos días!
Una de las administradoras de este blog me recordó que les debía un post, así que aquí me encuentro, saldando mi deuda.
Mi post originario trataba sobre los preparadores, pero como ya se ha colgado alguno parecido, he preferido hablaros de mi oposición, antes del examen, durante el examen y después del examen.
1.                 Antes del examen hay poco que os pueda decir que no os hayan dicho ya. Yo seguía un sistema en el que una vez estudiados todos los temas (de cada oral) los repasaba aproximadamente una vez al mes. Concretamente repasaba 4 de civil, 3 de penal y 1 de constitucional al día, y lo que me diese tiempo de procesal civil.  En el segundo oral fue todo más caótico, porque procesal penal solo tenía una vuelta, y mercantil y advo-laboral eran nuevos para mi. A mi juicio es básico explotar los puntos fuertes de cada uno. En mi caso sin duda es la capacidad de sacrificio, y tal vez la fortaleza mental, aunque he de confesar que he tenido varios bajones y he estado cerca de mandarlo todo al carajo. Hay gente que tiene muchísima capacidad memorística. No es mi caso. Yo estudiaba 12 horas al día, de 7 a 13 y de 14 a 20. En el segundo oral estudiaba bastante más por las circunstancias y el tiempo que tenía. Los días de preparador bajaba el pistón después de cantar. Respecto al preparador me parece importantísimo ir cueste lo que cueste, independientemente de cómo se lleven los temas. Es fácil acostumbrarse a lo bueno, y si un día no vas porque no crees que llevas los temas bien, probablemente vuelvas a faltar cada vez que pienses lo mismo.
Parece de Perogrullo, pero al preparador vas a prepararte para el examen, no a cantar bien. Y prepararse para el examen significa defender un tema que no lo llevas bien (porque creo que al examen es imposible llevar todos los temas bien) o defender un tema que te has repasado hace 15 días (porque el último repaso tendrá probablemente 15 días) etc… En síntesis, no llevarte sorpresas en el TS. Que todo lo que te pueda pasar en el Supremo lo hayas experimentado antes con el preparador.
También es importante dejar claro que este es el sistema que yo he seguido, con las horas que yo he estudiado, lo cual no significa que sea el único válido ni mucho menos. La confianza en el preparador es esencial, saber a ciencia cierta que busca tu aprobado tanto como tu. Si tenéis esa confianza, debéis seguir sus indicaciones. Si no… os aconsejo que os busquéis otro prepa.
En relación con los últimos repasos, el del primer oral yo lo di en 14 días, y el del segundo oral en 10.  Yo sabía que necesitaba tener los temas frescos para poder sacarlos adelante. Hay gente que tal vez pueda cantarlos con 25 días de antigüedad, o tal vez pueda hacer los últimos repasos en 7 días porque le basta con leerse los temas. En cualquier caso, soy partidario de que el orden del repaso se lo haga uno mismo, porque si bien es cierto que hay temas objetivamente odiosos (37,41 penal etc…) también los hay subjetivamente odiosos, y esos solo los conocemos nosotros (en mi caso 68, 69 civil, 24 penal ó 15, 96 civil. Estos dos últimos me tocaron en el examen).
2.                 En el examen: mi experiencia, al margen de haber o no aprobado, ha sido estupenda. A mi me trataron con mucho respeto, siguieron mi examen con los códigos y me hicieron sentir muy cómodo. Había leído historias de exámenes en los que los miembros del Tribunal dejaban mucho que desear, y no dudo que sean ciertas, pero no es mi caso. Con esto quiero decir que el hecho de que le haya pasado a alguien, no quiere decir necesariamente que nos vaya a ocurrir a nosotros. Por eso aconsejo alejarse desde que comienzan los orales de cualquier foro… que son muy útiles, pero pueden ser un arma de doble filo.
Yo no estuve nervioso en ningún examen, y de esto pueden dar fe diversos opositores con los que hablé el día de antes, y el mismo día del examen. En el primer oral utilicé la mañana del examen para estudiar, pero en el segundo oral no lo hice, preferí dar una vuelta por Madrid y comer con mi gente por ahí. Y sinceramente, prefiero la segunda opción. El último repaso es esencial, pero la opo se aprueba desde el primer día de estudio, no en los últimos 15 días. Creo que el truco para ir al examen tranquilo es tener la conciencia tranquila. Saber que se ha hecho TODO lo posible, y que hay cosas que escapan de nuestro control. Y si no aprobamos, será que no teníamos que aprobar en ese momento, porque nosotros hemos cumplido y por cualquier circunstancia no ha podido ser. Y sobre todo reírse de la situación. Puede parecer un contrasentido, pero es el mejor remedio contra la angustia. Mi hermano me dijo una frase que creo que sacó de los Simpsons: “Carlos, aunque suspendas los miembros del tribunal seguirán sin poder comprarse un dinosaurio”. Me pareció tan absurdo que me estuve riendo un buen rato. Es importante relativizar. Te estás jugando la plaza pero no la vida. Así que calma, y con una sonrisa para adentro.
El examen en sí pasó muy rápido. Los dos. Coger fichas, hacer esquemas, y empezar el examen. En un examen dije con la venia y en el otro no. En uno saludé al entrar y en el otro creo que no. En ninguno dije una fórmula de cierre cuando terminé el ejercicio. En uno miraba al Tribunal y en otro mas a los esquemas. Con esto quiero decir que no os preocupéis por chuminadas y formalidades. Mi experiencia me demuestra que lo importante es cantar los temas y punto. Y tampoco le deis excesiva importancia los tiempos. Es decir, no es obligatorio dejar los procesales en 13 minutos, o cantar el constitucional en 11. En todos los exámenes dejé los temas en 12 minutos, salvo el tema de procesal penal que lo dejé en 13, y el de laboral que lo dejé en 11. Como os digo, centraos en lo importante, que es el tema y su contenido. Y sobre todo demostrad aplomo al cantar. Da igual que no clavéis un artículo, o un tema. No sabéis el nivel que pide el Tribunal (y por eso lo mejor es abstenerse de foros), y tampoco sabéis cómo os están valorando. En mi caso, por ejemplo, en el tema 41 de procesal civil ¡¡me olvidé de cantar una página entera del Carperi!! Es un tema que de normal me queda en 13,30. Pero el Tribunal no tiene el Carperi delante. Os evalúan de lo que decís, no de lo que no decís, salvo que la omisión sea muy importante.
3.                 Y por último, en relación con el post examen… Fue un poco raro en los dos casos. A mi me dijeron la nota a los 5 minutos de salir de los exámenes y en el último examen, me dijeron que estaba dentro fijo. Lo que viene después (sensaciones, papeleos etc…) es algo que no os voy a desvelar… ya lo descubriréis cuando aprobéis.
Antes de terminar, me gustaría trasladaros un consejo. Se que puede parecer un sinsentido, pero no penséis en el número de plazas. Y ojo, que os estoy dando un consejo que yo no he seguido, por lo menos al inicio del proceso selectivo. Simplemente estudiad, marcad objetivos posibles y cumplidlos. Cuando llegue el momento, pensad solo en el test. Y una vez aprobado, pensad solo en el oral. Y cuando lo saquéis,  pensad en el último oral. Es posible aprobar porque yo, y otros 49 compañeros lo hemos conseguido. Y en mi caso no soy ni mas listo ni mas inteligente que el resto del mundo. Es cuestión de esfuerzo, tenacidad, y en mi caso un poco de suerte. En Marzo-Abril leí a algún tuitero decir que esta convo era para los dispensados, y que según sus estimaciones, aprobarían 43 dispensados y 7 no dispensados. Y la realidad ha sido bien distinta. Con ello quiero decir que damos muchas cosas por sentadas, y no necesariamente han de ser así. Simplemente hay que estar preparados para cuando se presente la oportunidad o cualquier eventualidad.
Para terminar, y si las administradoras me lo permiten, quiero agradecer el apoyo que he recibido de algunos opositores, especialmente tras el primer oral. Ellos saben quienes son, no hace falta que haga aquí una lista y me arriesgue a dejar a alguien fuera! :P Lo saben porque se lo he dicho personalmente, pero bueno, no está demás recordar de vez en cuando lo que algunos hicieron por ti.


@pirilenko

4 comentarios:

  1. Enhorabuena por tu aprobado!!!!!!!! Y gracias por contarnos tu experiencia!!!! Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, enhorabuena, por el aprobado, por el post, y por todo.

    ResponderEliminar
  3. De nuevo enhorabuena Carlos!!

    Me alegro especialmente de tu aprobado. Gracias por compartir tu experiencia.
    me has sacado alguna lagrimilla.
    Besos y espero que disfrutes de tu nueva vida como te mereces.

    ResponderEliminar

¿Qué piensas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.