Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



jueves, 2 de octubre de 2014

Querido desconocido... de mi vida como opositor/a

Querido desconocido... de mi vida como opositora: 

Hoy te dedico unas líneas para que dejes de compararme con el hijo de la prima de tu vecina, "que aprobó a la primera" y para que te abstengas de preguntarme "cuántos años vas a dedicarte a estudiar en vez de a trabajar, que ya tienes una edad". 

"Estudiar" no es un trabajo remunerado, pero también requiere esfuerzo y voluntad. Quizá precisamente porque sus frutos no son inmediatos, tiene un sacrificio que no se puede comparar con el que haces tú cuando te levantas para "ir a currar" cada mañana. Ni mayor, ni menor sacrificio, simplemente distinto. Así que, no me juzgues por, según dices, "no tener ni oficio ni beneficio", por estar cansada al final del día y por odiar los lunes como cualquier otra mortal. 

Emplearé los años que necesite para ello. Me caeré y pensaré en "despedirme" a mí misma, en elegir otro oficio. Existe la posibilidad, y lo sé, de no llegar a la meta, al trabajo soñado. Pero mientras ese momento llega o no, me emplearé a fondo por "ascender" y labrar mi futuro laboral. 

Los opositores también tenemos jornada laboral, sabemos bien lo que es tener que hacer horas extra, la rutina nos acosa, pasamos el año anhelando vacaciones. Respondemos ante superiores por nuestros resultados: nuestra familia (que nos mantiene), nuestros preparadores (que tienen expectativas depositadas en nosotros) y ante el director general y el más duro de todos: nosotros mismos, que solemos juzgarnos duramente.

Este es mi oficio, ni más ni menos. Y ya sabes lo que dicen: si quieres juzgar mi camino, te presto mis zapatos.


photo credit: ∆ zzg ∆ via photopin cc

15 comentarios:

  1. Cuánta razón detrás de estas palabras... Suscribo todas y cada una de ellas.
    La mejor manera de sentirte bien es saber que has hecho todo lo que estaba en tus manos.
    Mucho ánimoo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias gracias gracias... llevo un verano canino, y de verdad necesitaba leer algo así.
    Sigamos adelante que lo conseguiremos!

    ResponderEliminar
  3. Como diria Jose Mota: Ahh usteh a la mieeerrrrdaaa!;P Que corage de pregunta c******;)

    ResponderEliminar
  4. Que gran razón!!! Cuanta sabiduría!!! Pero somos grandes ya solo por el hecho de que lo estamos intentando y que para ello hemos renunciado a muchas cosas. Somos unos valientes. No todo el mundo lo puede decir. Bsss!!!!

    ResponderEliminar
  5. Vagos, a estudiar y también trabajar :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te sacas así la oposición eres increíble jaja

      Eliminar
  6. Veterinaria en apuros23 de enero de 2015, 19:17

    Acabo de encontrar tu blog y este post me ha encantado.
    Yo decidí dejar de trabajar para estudiar una oposición, levantarme a diario a estudiar me cuesta tanto como me costaba cada día levantarme a trabajar. No me considero una vaga que no quería trabajar, soy una persona que lucha por un futuro en el que la precariedad laboral no esté presente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien, y que nadie te quite tus sueños. Siempre que exista la oportunidad de trabajar por el futuro que queremos, hay que aprovecharla ;) Un abrazo!

      Eliminar
  7. Me encanta lo que dices y cómo lo dices!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Suscribo todas las palabras, eso si, siempre que la persona lo de TODO, y todo es todo, estudiar tus 8/9 horas diarias, como si fuera tu trabajo y ver que si no has aprobado, pues a seguir mejorando y trabajando, pero no esa cantidad de opositores que están por estar

    ResponderEliminar
  9. Muy buen Policía. A por todas!!!!!!!

    ResponderEliminar
  10. Yo tambien deje mi trabajo precario por luchar por una vida digna, quien crea que esto es de vagos no tiene ni idea , hay que ser muy valiente para emprender esta lucha, lo conseguiremos !!

    ResponderEliminar
  11. ¡Cuánta razón! Y más cuando aparte de dedicarte a una oposición día sí y día también, trabajas mañana y tarde (como es mi caso), sin descanso alguno, por los fines de semana los aprovechas para dedicarle aún más tiempo ya que dispones de algo más esos dos días en los que la gente suele descansar, desconectar y disfrutar de lo que durante la semana no pueden hacer.
    Pero segura estoy de que esto tendrá su recompensa, si no este año, el que viene o al siguiente. De momento puedo decir que me siento muy orgullosa de mí misma y de haber visto la fuerza de voluntad y la constancia que estoy llegando a mantener.
    Y para todos los que hablan de más sin saber de qué va la cosa, gracias por la opinión, pero opiniones así sobran, ¡muak!
    Suerte a todos y a por ello!

    ResponderEliminar
  12. Estoy en la misma situación y continúo adelante.El q la sigue la consigue y nos reiremos de los pájaros de colores

    ResponderEliminar

¿Qué piensas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.