Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



viernes, 13 de marzo de 2015

Tesoros de la oposición

Imagino que antes para los opositores existían dos "mundos": el de la oposición en sí, estudiando y con su rutina diaria, y el mundo "social": la familia, los amigos, salir al cine. Supongo que conocerían a personas que también opositaban, pero las justas: los compañeros de preparador, gente de la misma universidad y poco más. Pero con las redes sociales está claro que todo eso ha cambiado. Hoy por hoy, contactamos con compañeros de oposición que viven a cientos de kilómetros de nosotros, con los que compartimos experiencias, nervios de convocatoria y nos llegamos a identificar.

Además, un día, empezamos a compartir algo más: aficiones, gustos, comentarios sobre series o películas. Ya no son whatsapp solo sobre dudas de un tema o qué se sabe de las convocatorias, sino charlas repletas de risas o de temas triviales para desconectar de una larga jornada de estudio. Se saca tiempo para un café o una cerveza (o un cubo), cuando es posible, o para videollamadas por skype, cuando se vive lejos.

Así, esas personas empiezan a formar parte, no solo de la oposición, sino de la vida social, esa tan escasa y valiosa. Son compañeros de tu ardua tarea, y por ello te comprenden mejor que el resto de personas de tu vida, digamos, "extra-opositora". Pero, además, ellos también están ahí aun cuando nada tiene que ver con el estudio, porque los kilómetros se convierten en algo sin valor. Viven tus nervios como si fueran suyos, te empujan en los momentos de bajón, se alegran contigo y por ti.

Termine como termine esta aventura de opositar, si hay algo que he ganado en este tiempo es gente que sé que estarán a un telefonazo para compartir la buenas y las malas noticias. Personas que merecen la pena más allá de cualquier libro o academia. Compañeros junto a los que espero celebrar sus plazas y la mía, y muchas más metas de la vida lejos de la oposición. Amigos con los que ver la vida pasar.

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.