Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



martes, 30 de julio de 2013

La oposición y la vida, un plan a largo plazo.

          Debo confesar que no sabía que enfoque darle a este post,razón por la cual he tenido a MP detrás mía,hasta el ultimo segundo,esperando que se lo enviara al correo. Desde aquí,,aprovecho para darle las gracias por su paciencia.
                       
           “Poh eso”,como diría Dani Rovira,que os quería hablar de una reflexión que últimamente me pasa por la cabeza ,y es el asunto de como enfocamos mentalmente el tema de las oposiciones. Sé que es difícil decir algo que no se haya dicho ya,pero aún así me arriesgo;).

             Seguro que más de una vez os habréis preguntado,incluso los que lleváis poco “Que habría pasado si hubiera elegido otras oposiciones”?,incluso,”Que habría pasado de estudiar otra carrera”?

            La cuestión es que muchas veces ,por desgracia,uno se mete en esto,sin saber muy bien lo que le espera,sí,puedes decir,”yo tengo vocación,quiero ser juez,o secretario,o registrador,etc.,y se que va  a ser muy duro,que son muchas horas al día”.Pero la realidad es, que uno no sabe lo que realmente es,hasta que empieza.

           Os preguntareis a que vienen todas estas cosas tan sumamente habladas hasta la saciedad,bueno,viene a cuento de que me he dado cuenta,con el paso del tiempo,de que la actitud “vital” que tengamos, posiblemente influya mucho en nuestras posibilidades de aprobar,o al menos,de ser felices. No me refiero a ser optimista,positivo;eso todos los intentamos,con mayor o menor éxito. Me refiero a la percepción que tengamos de nuestra vida,de como nos sentimos siendo opositores,de si verdaderamente sentimos que estamos donde queremos estar y la forma en la que enfocamos el asunto.

          Lo que quiero decir,es que esta oposición,a veces tiene un efecto muy nocivo,y es que puede llegar a obsesionarnos,a convertirnos en algo indeseado “el opositor profesional”.Creo que eres opositor profesional cuando las oposiciones son toda tu vida,cuando dejas de ser una persona para ser solo un opositor. Cuando pierdes el norte de lo que estás haciendo y de lo que quieres hacer con tu vida.

         Es malo ser opositor profesional,muy malo,aumenta el desgaste,ya de por si,enorme de este trabajo,y ,además,por desgracia,hace que las personas no suelan aprobar,salvo excepciones.

         Por eso,mi reflexión es esta,no perdáis el norte,sentiros siempre a gusto con lo que sois,no dejéis que las oposiciones sean lo único que hay en vuestra vida,sacarle el máximo provecho a vuestro tiempo libre,en definitiva,que aunque esto se lleve casi todas vuestras horas,haya “colchones” a los lados de la oposición,que os mantengan como personas normales. La gente que tiene una buena pareja,que sale,que hace planes,que se siente feliz,a pesar de lo difícil del camino,la que se pone limites en el esfuerzo,es la que acaba aprobando.

        Y esto va por los “novatos”,los que acabáis de salir de la carrera,no os metáis en esto “porque no hay otra cosa”,”porque mi amigo también va a estar”o por cualquier otra razón del mismo género. Esto es muy duro,es un plan a largo plazo,es un riesgo,y no siempre sale como uno quiere,pero sobre todo,nunca dejéis de ser personas,de tener una vida que avanza al margen de las oposiciones,no lo supeditéis todo a aprobar y sacar una plaza,porque esto es un sueño,si,pero también es una opción de trabajo,y ningún trabajo merece la pena si os perdéis en el camino para conseguirlo.

      Por quitar un poco de tono trágico a mi discurso,diré,que yo he tenido la suerte de cruzarme por el camino con gente que me han hecho sentirme más centrado,animado y feliz,que lo que estaba cuando empecé. Por eso,también quiero decir,que a veces uno tarda en sentirse a gusto con lo que hace y con su vida,porque tienes la suerte de cruzarte con personas,que hacen que todo al final acabe teniendo sentido,aunque en un principio no se lo veas;personas como MP,”las juanistas”,el sector catalán (Vicky eres toda una guía,y te lo agradezco),el alicantino ,el andalúz y demás gente que se ha vuelto importante en mi vida. Me siento afortunado de estar con vosotros en esta lucha,porque sé,que independientemente de que algún día consiga una plaza,el viaje habrá merecido la pena,vosotros hacéis que esto tenga sentido,que no me pregunte más “y si...?”y eso no tiene precio.

      Acabo deseándoos que exprimáis los días de vacaciones que os dé el preparador,que hagáis planes,que tengáis una vida,en definitiva,en este caluroso mes de agosto ;).Saludos

                                                        Lexsith.
                                                                                                                               

6 comentarios:

  1. Gracias por las dedicatorias, dos en este post y gracias por escribir en el blog. Aunque no he estado detrás de ti jejejejejjeje. Tienes muchas razón en todo lo que dices!!!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. ¡Yo discrepo! Creo que todo el que de verdad empieza la oposición está donde quiere estar. Forma parte intrínseca del sueño el luchar por conseguirlo. Y mi sitio ahora es luchar contra el temario; luego ya lidiaré con otras cosas.

    Y quería redefinir un concepto: "opositor profesional". Yo llevo un año y poco y me considero opositor profesional, porque, como señala la propia palabra es el opositor por profesión; y yo, como el común de los miembros de este foro, religiosamente nos levantamos mañana sí y mañana también a luchar contra nuestros temas. Es nuestra profesión! Es la primera parte de nuestra profesión! Porque a nadie le dan la plaza por aclamación. Yo creo que hay que dar una perspectiva integradora, e intentar ver la oposición como la primera parte del comienzo de nuestro camino profesional.

    Por último, respecto a que pasaría si hubiera hecho lo uno o lo otro... o si estuviera trabajando o Dios sabe que cosas se nos pasan por la mente a los opositores, quiero incluir una pequeña reflexión de la película de Kung-Fu Panda

    “El pasado es historia, el futuro es un misterio y el presente un regalo, por eso se llama presente”.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Me alegro mucho de que pienses así Pablo, pero creo que no has entendido lo que se trataba de decir, o a lo mejor yo no me he explicado bien.
    Muchas veces la vida no nos va como quisiéramos,o no nos sentimos del todo convencidos o seguros con lo que hacemos, a lo mejor no es tu caso, y te doy la enhorabuena por ello.Aunque sin animo de polemizar, llevas un año y poco,aunque no te lo deseo, seguro que pasas por alguna crisis antes de sacar la plaza,o no, quien sabe;)A lo mejor tienes una mente de hierro y nunca dudas ,mejor para ti,te ayudara sin duda.
    Pero la idea que trato de transmitir es la de que no hay que dejar que la oposición nos controle la vida, trascienda de ser un proyecto a algo que nos haga perder el norte, no tiene nada que ver con la profesionalidad o esfuerzo volcado en ello,no sere yo quien este en contra de la disciplina y el trabajo duro. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola,

    Bueno, en parte estoy de acuerdo con el post.

    Opositar es como un trabajo y una vez acabada la jornada o el día de descanso hay que disfrutar de la familia, los amigos, la pareja (si la tienes)...

    Pero las cosas no son tan sencillas; no son blanco o negro; hay una serie de matices que influyen en la suerte que tengas con la gente que te rodea.

    Muchas parejas se cansan de su pareja opositora. Yo he vivido el "te dejo porque contigo no se puede tener una vida normal" y, por desgracia, los "amigos" quedan en el camino...
    En mi caso, mis amigos se adaptaban, hacían planes cuando yo libraba...Con el tiempo se cansan... y pasan al "para que e vamos a llamar si nunca puedes hacer nada..."

    Y como esas, muchas circunstancias más.

    No es lo mismo llevar 3, 5, 10 ó 12 años opositando.

    Yo no creo que haya suspendido por haberme convertido en una "opositora profesional" porque esa fuera mi actitud. En algunos casos, no te queda más remedio.

    Pero reitero, que cada uno vive la oposición de una manera diferente. Hay gente con más suerte y menos suerte; o, por lo menos, yo lo veo así.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Estoy totalmente de acuerdo con este post, yo he sido "opositora profesional" a Registros y caí. Dejé de tener vida y todo me molestaba, sólo queria estudiar e incluso hice lo que nunca hay que hacer, no respetar el día de descanso. No os dejeis obsesionar y vencereis. Mucha suerte a todos!

    ResponderEliminar
  6. Yo también estoy de acuerdo con este post. No me he convertido en un total opositor profesional porque al menos conservo a mi pareja gracias a que también es opositora a Registros como yo. Lo cierto es que tras 5 años y medio creo que estoy llegando a mi fin. He sido siempre una persona muy disciplinada y con una inmensa capacidad de sacrificio. Siempre ha sido mi sueño pero a veces la vida va cambiando y las circunstancias de ella te van afectando y desgantando hasta que poco a poco empiezas a perder las fuerzas y meterte en un agujero negro del que por desgracia no ves otra salida que renunciar a tu sueño.
    Sé que muchos pensareis que siempre se puede seguir luchando pero al final cada persona es un mundo, sus amigos, su familia, su día a día, su preparador y por mucho que desearas desde el inicio lograrlo puede llevar a convertirse en un auténtico martirio si los progresos van desvaneciendose o si la moral se mina tanto que a ratos te sientes enfermo más mental que fisicamente aunque todo va aparejado.

    Mucha suerte a todos en vuestra lucha. Yo estoy casi a punto de tirar la toalla. Es la decisión más complicada que jamás me he visto a tomar pero primero somos personas, sentimos y sufrimos y luego somos opositores y eventualmente registradores. Es una lástima pero la vida no siempre nos deja llegar a donde queriamos o incluso podíamos si nuestras circunstancias hacen el camino demasiado insoportable.

    Ánimo y como dice el post, jamás me perdais el norte. Evitar perderos los pocos planes que os surjan o los muchos. Respetar el descanso tanto o más que el estudio y tratar de ser felices y llevar una sonrisa puesta.

    ResponderEliminar

¿Qué piensas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.