Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



martes, 16 de julio de 2013

Sobrevivir a opositar... En verano.

Ya que aprendimos a sobrevivir en días de fiesta, ahora que los termómetros marcan -83 Cº (más que nada, porque se vuelven como cabras), tenemos que aprender a sobrevivir a la oposición en verano.


Primer paso:  ¿Adivinad cuál es? Sí, señores y señoritas: resignación, RE-SIG-NA-CIÓN. Es tontería lamentarse 40 veces, porque es lo que hay. Quien quiere algo, algo le cuesta. ¿Y los veranos que nos vamos a pegar (pagados) cuando tengamos nuestra plaza? 

Segundo paso: Ya que hay que estudiar, vamos a hacerlo bien: busca el lugar más fresco de la casa y/o con aire acondicionado e invádelo. Si alguien en tu casa se queja, alega que estás poniendo en práctica la usucapión, y (aunque suene raro) vas a hacer a ese rincón tuyo hasta la saciedad. 
También podéis optar por rendir al máximo en las horas "frescas" del día: primera hora de la mañana y última de la tarde-noche. Lo malo es la gente de botellón con Pitbull y Juan Magan a todo volumen en el coche aparcado bajo tu ventana, pero no es nada que no solucione (normalmente) un cubo de agua (si es agua caliente, mejor que mejor, seguro que mañana se lo piensan dos veces).

Tercer paso: Fuera operación bikini (so pena que vayas a estudiar en la piscina de tu comunidad porque sea el lugar fresco del paso anterior). Cunde mucho más la operación "bebidas frescas, hielos y helados". Ya que hay que estudiar, al menos que tengamos un poco de alivio. Y qué leches, colocar modificaciones legislativas no es tan, tan duro con helado de por medio. A la reforma de la LAU seguro que le favorece el color chocolate. 

Cuarto paso: ¿día libre? Como diría Gandalf: "¡HUID INSENSATOS!" Piscina, playa, bar fresquito, el césped recién regado del parque de enfrente de tu casa... Da igual, márchate de casa, disfruta de un largo día de persona "normal" en verano. Y, a ser posible (y si te gusta, claro está), termina el día libre ante una cerveza/mojito/granizado/refresco en una terraza de verano. Date el placer, aunque sean unas pocas horas y no una semana entera. 

Quinto paso: No pongas las noticias. Las dos noticias más repetidas de estos días son "hoy es el día más caluroso desde hace..." y "las playas están abarrotadas". Lo primero ya lo sabes. O prefieres no saberlo, porque es molesto que hasta los carperis dejen marca de sudor sobre la mesa, así que no salgas de tu rincón fresco. Y lo segundo... No estamos para que nos hurguen en la herida. Ya los picarán las medusas, ya, mientras tú estás en la seguridad de tu opozulo. Y se quemarán la espalda y no podrán ni sentarse en el sofá, mientras tú mantienes tu color pálido, mucho más saludable que el "bronceado alemán" de los que se achicharran. 

Sexto aso y más importante: (absténgase de leer los que tenéis examen en septiembre así que consideraos afortunados por estar cerca de lucharlo) ¡Vacaciones! Una semana, dos, un mesdes... Da igual, vas a tener unos días para descansar, achicharrarte, atiborrarte, viajar, dormir... Aférrate a todo lo que vas a poder hacer esos días y piensa que esto es temporal, y tras todo hay una recompensa. 

No lo olvidéis: #WeCan 

Irene, @icpinilla

3 comentarios:

  1. Lo de poner en práctica la usucapión es un puntazo.

    ResponderEliminar
  2. Todo muy pero que muy útil.De los helados y demás sustancias engordantes paso bastante, yo sigo en mis trece de aprobar y adelgazar (ya me queda menos para las dos cosas).
    El aire acondicionado es lo mejor para un opositor y bien que lo agradece mi querida perrita.
    Los días libres los aprovecho como sino hubiera un mañana (ahí sí me permito mi cervecita o mojito).

    ResponderEliminar
  3. Buenas!!

    Genial entrada Irene. Nada puedo añadir, salvo que, a quien pueda, una vez terminada la jornada de estudio se vaya a dar un paseo por la playa o un parque para despejar la mente para afrontar la jornada del día siguiente.

    Besos

    ResponderEliminar

¿Qué piensas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.