Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



viernes, 6 de diciembre de 2013

Sobrevivir a opositar el día de tu cumpleaños

Ya sabemos sobrevivir a opositar en días festivos y a sobrevivir en verano , así que hoy vamos a aprender a sobrevivir una fecha tan señalada en nuestros calendarios personales como es el día de nuestro cumpleaños. Esto, como es natural, se aplica solamente aquellos años en los que no cae en día libre (que son los que más). Si cae en día libre, márchate de aquí, no nos vas a caer nada bien al resto de opositores (al menos hasta el año que viene) :P

Primer paso: Abstente de abrir las redes sociales. Sí, es un halago tener 400 mil mensajes de tus contactos felicitándote, pero cuando te pongan eso de "hoy no estudias porque es tu cumpleaños, ¿no?", tu "animus necandi" va a empezar a hablar por ti y no es cuestión, que seguro que terminan en AR o Espejo Público tus vecinos con eso de "Era muy majo/a, siempre saludaba" y de ahí a tener una circunstancia agravante para el asesinato que diga "ser opositor enajenado" van unos meses.

Segundo paso: A pesar de todo, has abierto facebook y twitter, lo sé. Y el 90% de los mensajes te dicen que intentes alejarte de los libros, que descanses, que disfrutes... Mándaselos a tu preparador. Sí, cada uno de esos mensajes se lo fotografías y mandas por whatsapp. Una de dos: o te manda una caca del whatsapp o te dice que te tomes el día libre por pesado.

Tercer paso: Asume que el día no te va a cundir porque seguramente (incluso aunque ya te consideren un opositor asocial y arisco) te llamen, mensajeen o incluso te manden sorpresitas a casa. No te frustres porque en vez de X temas hagas X-1 o X-2 o X-3... Pero intenta hacer alguno para evitar que el regalo de tu preparador sea un capón con el programa de tu oposición, que ya eres mayorcito.

Cuarto paso: ¿Cantas? Jajajajajajajaja... Perdón, no tendría que reírme pero es que es mejor reírse que llorar. Mira la parte positiva: entrena tu carita de cordero degollado y el preparador (si acaso) te escogerá un tema no-muy-complicado o incluso (si eres afortunado) te dejará escoger tema ("¿qué prefieres: hipotecario, contabilidad mercantil o delitos contra la propiedad industrial?"... nadie ha dicho que te lo fuese a regalar, va en contra de la religión de los preparadores). Y cuando cantes y te levantes, dile que te vas a tomar el resto del día para comer tarta y abrir regalitos. Míralo, sonríe y... ¡Corre, insensato! ¡Antes de que pueda decirte que no!

Quinto paso: Cómprate una tarta. Para ti. Solo para ti. A la porra con den al gimnasio, las dietas, la ansiedad y los que viven contigo. Es una vez al año y tienes que estudiar así que, por lo menos, hazlo saciado y con la sensación de que es un día especial y lo celebras a tu manera. No sientas que no es un día especial porque tengas que estudiar; simplemente no puedes darte una celebración como seguramente te apetezca, pero después de llegar a tu meta opositora, tendrás todas las celebraciones que quieras, de cumpleaños, cumpleaños ajenos, navidades o festivos que quieras inventarte.

Sexto paso: El día libre más cercano a tu cumpleaños conviértelo en "tu no-cumpleaños" al más puro estilo Alicia en el País de las Maravillas: buena compañía, comida, música y a disfrutar se ha dicho. La locura del Sombrerero y cia ya la pones tú solo, que para eso eres opositor :P



AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.