Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



viernes, 15 de marzo de 2013

Cosas que no aguantamos los opositores

El título no deja lugar a dudas, lo sé. Y no lo digo enfadada, sino que me lo tomo con buen humor, pero este post se lo voy a poner a mi familia (entre otras personas) en la nevera con imanes;)

¡Pongamos un poquito de humor al viernes!

¿Qué no se debe hacer o decir a un opositor?

1. "Te pasas el día en casa, ¿cómo no puedes tener tiempo para limpiar/hacer la cama/cocinar/ayudar a fulanito?" Soy opositora. Mi vida de domingo a viernes se resume en dormir, estudiar, comer, estudiar, estudiar, cenar, estudiar, quejarme, estudiar. Si tuviese tiempo libre, malo, significaría que no estoy estudiando todo lo que debo.

2. "Buah, con la oposición tienes la vida hecha." Meeeeec, error. La tendré cuando tenga plaza en propiedad, si eso. Mientras, soy esclava de carperi, como quien dice.

3. "¿Cuál es tu plan B?" No, vamos a ver, no, no, no. Si me estoy dejando mi juventud entre apuntes y leyes es porque de verdad, de verdad confío en que puedo hacer esto. Si tuviese plan B, en un momento de desesperación (pre-cante, probablemente), me habría tirado a él.

4. "¿Y cuántos años te piensas pasar estudiando la oposición?". Los que hagan falta hasta que apruebe. Aquí no hay nada escrito, y menos cuando lo que te deja con o sin plaza es un examen, que puedes tener un mal día, un olvido, una laguna... Cualquier cosa, aunque seas el opositor más preparado que "ha parido Carperi".

5. "Anda, venga, un café rápido y te vas a seguir estudiando". Es miércoles, el único café que me voy a tomar es delante del tema que me toque. Si la semana pasada dije que no ¿por qué ésta habría cambiado la rutina?

6. "Estudiar es fácil, no tienes de qué quejarte." Bien, entonces ¿por qué no todo el mundo está opositando si todos pensáis que es fácil y -número 2- tengo la vida hecha? Mejor que venirme a dar la lata con lo explotado que te tienen en el trabajo es, se supone...

7. "Nos vamos al Caribe en junio, que es temporada baja, te vienes, ¿verdad? Porque como no tienes jefes que te pongan problemas de fecha y estás ahorrando...". No, peor. Primero, tengo un preparador que me da 15 días de vacaciones en verano si eso, y cuando él se las tome. Y segundo, tu trabajo/explotación sí da dinero, opositar no. No gasto en salir, pero pego sustos a la tarjeta de crédito cuando estoy hasta las narices de estudiar (el porcentaje de compradores online opositores tiene que ser asombroso), mi preparador tiene un sueldo considerable, y los libros me cuestan a 50 céntimos el folio. Hazte una idea.

¿Se os ocurren más cosas que no sorportáis que os digan? ¡Seguro que sí!

~ Irene

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.