Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



viernes, 21 de noviembre de 2014

Tipos de opositores

Con este post no pretendo ofender a nadie (aunque si alguien se da por aludido, dos cosas tiene...). Todo lo contrario: mi intención es que nos riamos de nosotros mismos. Porque la mayoría no somos uno solo de los "estereotipos-caricaturas", sino que pasamos dando tumbos por unos y otros. Y me incluyo encantada.

Opositor quejica. Fácil de reconocer en las redes sociales tipo twitter: Este tema no me gusta. Que mal llevo los temas. Voy al matadero. El preparador me va a matar.  Quiero llorar. Asco de domingo. Asco de lunes. Me presento al examen por dar un paseo. Odio el verano porque la gente está en la playa y yo en casa atrapado. Odio el invierno porque anochece pronto y yo estoy en casa atrapado. Odio todo.

Opositor quejica-vanidoso. Es una subespecie del anterior. Normalmente sus mensajes van acompañados por "selfies" con veinte filtros para tapar los defectos de los que se queja. Sus quejas se refieren a los malos pelos que llevan por culpa de la humedad y no poder ir a la peluquería cada semana, a sus ojeras tamaño XXL y a que el libro que le toca estudiar ese día no combina con sus calcetines nuevos.

photo credit: dp Chaigneau fotos via photopin cc
Opositor postureo. Habita en los rincones más rebuscados de instagram, porque el postureo con fotos es el postureo mejor. Nos deleita con sus compras online, la cafetería donde se come un cupcake tras el cante, los viajazos que se marca cada dos por tres y sus cenas en restaurantes de toda la geografía española. Lo que no tenemos tan claro es si las fotos son actuales o si no son de un familiar... o de google.


Opositor hiper-optimista. El que estornuda y sale confeti... pegado a un posit con una frase de Coelho. Tiene los temas llenos de frases motivadoras adornadas con colorines. Compra todo lo que tenga una frase que pueda aparentar entusiasmo por la vida, aunque sea en otro idioma que ni entiende del todo, pero va acompañada de un emoticono o dibujito feliz. Por tanto, se les reconoce fácilmente por su merchandising a juego: tazas, agendas, cuadernos, lápices, pijamas... Se rumorea que en las bragas llevan bordado "Tú puedes hacerlo".

Opositor+mascota. Sí, este opositor viene en la caja con un extra: perro, gato, iguana o guacamayo. Real o de peluche. Pero es importante que en sus fotos haya una mascota porque es su más fiel amigo y el único ser viviente que no huye durante sus horas de estudio o mientras canta el Código Civil en la ducha.

Opositor "mírame, hazme casito". Este también viene con extras: sus books de fotos hechos por... ellos mismos. Por cada "me gusta" en facebook, se estudia una hoja. Además, son fans de los mensajes que intentan ser crípticos para que alguien les pregunte qué les pasa.

Opositor deportista. Si hacemos caso a sus mensajes en las redes sociales, hacen deporte 25 horas al día y 9 días a la semana. Están en tan buena forma que se podrían ir con David Meca a cruzar el Estrecho de Gibraltar... andando sobre las aguas, debido a su extraordinario equilibrio corporal. ¿Un mal día en la academia? Nada que no solucione el "running". ¿Un buen cante? Tres napolitanas para alegrar el cuerpo como auto-regalo y 5 horas de elíptica para compensar la culpabilidad.

Opositor crack u Opositor Alborán, porque dice que canta como los ángeles. Es más, lleva los temas de 37 en 37, se los sabe con comas y puntos y ante el tribunal de jueces se rumorea que cantó 6 temas, porque le pidieron un bis... Pero aún así suspendió, el sistema es injusto.


Os animo a reíros de vosotros mismos, ¿os incluís en alguna de las caricaturas? 
¿Añadiríais más?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.