Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



viernes, 28 de noviembre de 2014

"A veces, tienes que ser tu propio héroe"

Está muy bien que admiremos a las personas que nos rodean, nos ayudan y nos ayudan a crecer. Pero a veces dejamos de lado a una persona más que importarte, una persona imprescindible: nosotros mismos.

No es falta de humildad; es amor propio, el primer amor que deberíamos sentir en nuestras vidas, y el que nunca debe apagarse.

No solo los exámenes y los preparadores o academias deben ser los que aprecien nuestro trabajo. Debemos sentirnos orgullosos de levantarnos cada día con fuerzas, ponernos a estudiar lo mismo una y otra vez, sin dejar que la rutina nos consuma. Cuando hacemos un cante o  un simulacro con buenos resultados, debemos valorarlo, darnos la enhorabuena porque avanzamos, estamos un pasito más cerca de nuestras metas. 

Hacemos sacrificios. Sacamos fuerza de voluntad. Movemos cielo y tierra para organizarnos. Buscamos la concentración. Seguimos un poquito más, aunque las fuerzas nos hayan abandonado. 


Hoy, compañero opositor, date las gracias a ti mismo por haber tomado una decisión tras otra para llegar hasta aquí, por trazar tu carretera, por aprender y avanzar hacia tus sueños.

Hoy, valórate y estate orgulloso de ti mismo.

Hoy, sé tu propio héroe.

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.