Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



viernes, 20 de febrero de 2015

A los que conviven con opositores

A los que convivís con nosotros, los opositores:

No es fácil convivir conmigo, lo sé. Me he vuelto gruñona y quisquillosa, muchas veces hasta un punto exagerado, en todo lo que son mis horarios y demás rutinas. Encima, pocas veces, o ninguna, estoy para echar una mano en casa y si lo hago, suele ser bufando y con mala cara. A veces olvido valorar todo lo que hacéis por mí; doy por hecho que tenéis que estar, y eso no es así.

También vosotros tenéis vuestros fallos, que conste. A veces no os dais cuenta de que gritáis en la puerta de mi habitación o de que me interrumpís por nimiedades. En algunos momentos, os olvidáis de que estudiar también es una actividad que cansa y que es mi deber primordial. Como casi siempre estoy por casa, pagáis vuestros malos días conmigo o ponéis mucho peso sobre mis hombros solo porque yo no tengo que ir a trabajar cada día.

Todos tenemos que arrimar el hombro en esto, un pequeño contrato entre nosotros:
- Necesito que respetéis mis horas de estudio.
- No me llaméis o interrumpáis al menos que sea algo estrictamente necesario.
- Por mi parte, después de cerrar los libros, dedicaré más tiempo a ayudar en casa.
- También guardaré tiempo libre para pasarlo con vosotros, que no todo son obligaciones domésticas, laborales ni de estudio.
- Intentaré quejarme menos, pero intentadlo vosotros también.
- Voy a valorar más lo que hacéis por mí, especialmente que me aguantéis cuando me puede la ansiedad y los pequeños favores que me brindáis para que no tenga que perder tiempo en ellos, como prepararme la comida o ir a la papelería si necesito algo. 

Gracias por estar ahí, incluso cuando no me soporto ni yo, porque vuestra ayuda es impagable. Sin vosotros, es más que probable que esto no fuera ni posible. Y poniendo nuestro granito de arena, la oposición será menos dura para todos. Y cuando todo esto acabe, os recompensaré, lo prometo ;) 

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.