Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



viernes, 30 de enero de 2015

"No sé cómo superar a los otros..."

"No sé cómo superar a los otros; todo lo que sé es cómo superarme a mí mismo". - Probervio chino.

No me tiene que importar la nota de los demás, cuántos temas lleven o dejen de llevar a la semana, lo bien o mal que se les da tal o cual asignatura. No tengo que compararme, ni me gusta que me comparen; esto no es una competición y nadie es mi enemigo a la hora de examinarnos.

Tengo que valorar más mis avances y, al contrario, tengo que ser consciente de mis fallos e intentar corregirlos. Sea cual sea la oposición que estudie, esto no es cosa de un día, pero tampoco de una eternidad. No tengo que quedarme quieta, conformarme con un "nivel". Siempre se puede hacer un poquito mejor, aquí la perfección no existe.

photo credit: j-blocker via photopin cc
Pienso que una de las cosas más importantes en el camino de las oposiciones es intentarnos superarnos a nosotros mismos, cada día. A nosotros y a nadie más. El día del examen, somos nosotros quienes tenemos que saber rellenarlo, ¿qué importa lo que haga el resto? Ya en los institutos y la universidad se fomenta que seamos competitivos entre nosotros, que si podemos superar al de al lado, lo hagamos y, si es posible, se lo restreguemos. ¿Para qué? Que consigamos nuestra plaza no depende de cómo haya hecho su ejercicio el que está sentado detrás.

Al contrario. Si dejamos la competición y nos fijamos más en nosotros mismos, veremos los puntos fuertes y débiles. A lo mejor tú hoy entiendes algo que otra persona pregunta, y mañana esa misma persona puede aclararte un conccepto que haga que tu cante o tu ejercicio en la academia se gane un "muy bien hecho". Y eso sí que puede ser significativo a la hora de la verdad, del frente a frente con la convocatoria.

Hazlo tú. Hazlo para ti. Hazlo como tú decidas hacerlo.



5 comentarios:

  1. Bravo!!! Lo más coherente que he escuchado estos últimos días...

    ResponderEliminar
  2. Genial! Sobre todo xa los que nos examinamos mañana es un buen consejo.

    ResponderEliminar
  3. Estoy totalmente de acuerdo. Creo que parte de la oposición es una lucha contra uno mismo y hay que tener mucho valor para superarse día tras día en este duro oficio. Pero también estoy convencido que el esfuerzo siempre conlleva recompensa.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta tu blog!
    Me siento muy identificada con lo que dices y se agradece bastante leer entradas como estas, que ayudan a sobrellevar la vida opositora!

    ResponderEliminar
  5. Muy buenos consejos. El mejor rival es uno mismo. Gracias!!

    ResponderEliminar

¿Qué piensas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.