Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



viernes, 9 de enero de 2015

No pierdas tu tiempo lamentándote

Vamos a empezar el año siendo positivos. Vamos a empezarlo mirando los días desde otra perspectiva, apreciando las pequeñas cosas. Porque ¿quién oposita obligado? ¿A quién le han atado una cadena de la pierna a la pata de la mesa y le han dicho que no va a moverse hasta que tenga una plaza? Seamos sinceros: nadie, o una proporción muy, muy, muy chiquitita. (Y, sinceramente, si te han obligado a opositar, esto va a ser una pesadilla...)

Y entonces, ¿por qué nos quejamos? ¿Porque estamos estudiando para lograr el futuro que queremos? ¿Porque alguien está esforzándose por mantenernos mientras opositamos? ¿Porque tenemos personas que nos quieren lo suficiente como para aguantarnos en los momentos de nervios y ansiedad? 

Vale, entiendo una fuente de quejas: las plazas que salen o dejan de salir, que es cierto que a veces es una grandísima frustración.

Pero, sinceramente, entre vosotros y yo: ¿de verdad tenemos razones para lloriquear por la oposición?

Todos tenemos días malos. Pero cuando todo os parezca gris, hacedme caso: cerrad los libros e id a dar un paseo, a escuchar música, a por un largo y relajante baño o al cine. Mañana será otro dí.

De ti depende afrontar cada día con ganas e ilusión, sobreponerte a los baches del camino y no perder tu valioso tiempo lamentándote porque hoy estés menos concentrado o se te ha atragantado un tema. Los vasos de agua son para aprender a nadar, no para ahogarse a uno mismo.

photo credit: Daveybot via photopin cc



14 comentarios:

  1. Gracias por esta entrada. Es justo lo que necesitaba leer.
    Año nuevo, energías nuevas y motivación renovada.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por tus palabras, la verdad es que este inicio de año andaba un poco desanimada, pero es verdad lo que dices, nadie me obliga, lo he elegido yo, y habrá días mejores y días peores, pero es algo por lo que voy a luchar porque me lo he propuesto, y si un día se me atraganta un tema, no hay nada mejor que salir del cuarto de estudio y dar un buen paseíto o ir a tomarme un café con una amiga...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la aptitud, Ana, que nada pueda contigo mientras luches por lo que realmente quieres! Mucho ánimo, y un abrazo

      Eliminar
  3. Muchas gracias!! Por el consejo, precisamente hoy he tenido un día gris, hay que cumplir!! Sin obsesionarse, con pensamientos negativos, ánimo a todos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es inevitable que haya días malos, pero luego se remontan, ánimo y a por ello!

      Eliminar
  4. Pienso totalmente lo mismo. Las personas que estudiamos las oposiciones, lo hacemos porque queremos o porque creemos que es la mejor opción para nuestro futuro.

    Por otro lado considero que no existe una situación idílica, yo he estado trabajando antes de opositar y aunque la oposición que hago no es de élite, estudio mucho cada día y aun así, había días de trabajo que superaba con creces el estar todo el día encerrada.

    Como dices, es normal tener días malos de hecho yo también los tengo y entiendo a los demás opositores cuando los tienen, porque no siempre nos sale todo como queremos, pero el hecho de lamentaros, tristemente solo nos sirve para perder más tiempo...

    ¡¡Un saludo y mucho ánimo en el estudio a todos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón, hay que valorar que estamos haciendo lo que queremos, por tedioso que sea a veces. Ánimo y un abrazo!

      Eliminar
  5. Lamentarse sirve de poco.Creo que todos sabemos que somos unos privilegiados por poder hacer aquello que deseamos.
    Hay que mirar el vaso medio lleno.
    Buena semana a todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón, a veces nos olvidamos de la suerte que tenemos ;) Un abrazo!

      Eliminar
  6. Buenas tardes a todos/as!, este post me ha animado a escribir hoy (1ª vez). Quiero transmitirles mis pensamientos e ideas que al, fin y al cabo, son las que hacen que mi actitud sea la que es. Oposito como todos/as ustedes, pero lo compagino con trabajar con lo que ello conlleva. Mucha gente me dice "estás loco, ¿cómo te metes ahora en esto?", y mi respuesta es siempre la misma "lucho por mi sueño, ser juez". Hay días que me cuestiono muchas cosas, pero NUNCA si quiero o no hacer realidad mi sueño. Les animo a que piensen si merece la pena dejar vuestro sueño de lado por una mala tarde o una mala semana. Luchen, saquen fuerzas de sus ilusiones y, como dice Will Smith en la película " En busca de la felicidad".....no dejen que nadie les diga que no pueden conseguir algo. Me despido enviándoles a todos/as mucho ánimo y un fuerte abrazo cargado de energía (nos hace falta).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por tus palabras, porque de verdad que admiro a las personas como tú, que os llamarán locos mil veces pero os dejáis la piel por lograr vuestros sueños. Precisamente para vosotros está dedicado el post que publicaré el viernes, por todo lo que me inspiráis :) Un abrazo y te deseo mucho éxito con tus propósitos!

      Eliminar
  7. De nada, es un placer poder "ayudar" a quien pueda estar necesitado/a de un poco de motivación. Tú lo haces con cada post que publicas, así que ¡ gracias a ti!. Te seguiré leyendo ;)

    ResponderEliminar
  8. Irene! Me has motivado tanto con tus post que no solo me voy a atrever a escribirte sino también a preguntarte por tu preparador a secretario judicial.. Me has contagiado una ilusión.. Muchas gracias y sigue asi!
    Espero tu respuesta¡Mi mail sofiagj86@gmail.com

    ResponderEliminar

¿Qué piensas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.