Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



lunes, 29 de diciembre de 2014

Deseos al año nuevo

Este año se acaba y tenemos dos cosas claras: lo hemos vivido y, además, lo hemos vivido trabajando por el futuro que queremos.

photo credit: jakub_hla via photopin cc
No creo en los años buenos o malos, creo que hay mejores y peores situaciones en las que tenemos que afrontar lo que viene, tomar decisiones, aprender lecciones.

De nosotros depende, al final, tener una cajita de buenos recuerdos de este año que se acaba; una cajita repleta de sonrisas, abrazos, momentos de complicidad con nuestra gente y unas gotitas de sabiduría que añadir a la botella de la vida.


Tampoco creo en las listas de propósitos esas que nadie cumple más allá del 1 de enero. Así que, al 2015 le voy a pedir algo medianamente sencillo para repartir con vosotros, compañeros opositores: Querer. Poder. Hacer.

Querer, mantener la motivación de levantarse cada día a estudiar, de no darnos por vencidos. Os deseo desde aquí ilusión por lo que hacemos y por qué lo hacemos. El camino de la oposición se hace más llevadero si se lleva con buen humor y viéndolo como un trámite, no como un castigo.

Pero, además, no solo necesitamos estudiar, sino poder hacerlo, tener las circunstancias adecuadas. Por eso, desde aquí os deseo salud y estabilidad, para el opositor y para quienes nos rodean. Los que sabéis de primera mano lo duro que es ponerse con los temas cuando las circunstancias lo evitan, cuando toca sacar tiempo para estudiar de debajo de las piedras porque otras cosas son prioritarias, cuando se está agotado física y mentalmente y solamente se tiene ganas de salir huyendo... Comprendéis lo importante que es la estabilidad. Y los que no lo habéis pasado, no sabéis lo que es y espero que no lleguéis a saberlo.

Y, por último, hacer. No solo el "hacer" que representa que nos sentemos a estudiar, sino hacer las cosas que nos gustan, disfrutar de la vida y de los nuestros, pero hacerlo sin perder nuestra esencia. Ya os he dicho en otras ocasiones que el mundo no se para mientras opositamos, así que no os paréis vosotros: avanzad, al ritmo que el estudio permita, pero seguid adelante con la vida y exprimid cada instante.

¡Feliz 2015!
photo credit: Adriano_of_Adelaide via photopin cc



AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.