Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



viernes, 1 de mayo de 2015

No vivo para estudiar

Hace poco me hicieron llegar este texto, que me gustaría compartir con vosotros. Fue un discurso del ex-presidente de Coca-Cola, Bryan Dyson, al cesar en su cargo: 

"Imagina la vida como un juego en el que estás haciendo malabares con cinco pelotas en el aire. Estas son: tu trabajo, tu familia, tu salud, tus amigos, y tu vida espiritual, y tú las mantienes todas éstas en aire. 
Pronto te darás cuenta que el trabajo es como una pelota de goma. Si la dejas caer, rebotará y regresará. Pero las otras cuatro pelotas: familia, salud, amigos y espíritu, son frágiles, como de cristal. Si dejas caer una de estas, irrevocablemente saldrá astillada, marcada, mellada, dañada y encluso rota. Nunca volverá a ser lo mismo.
Debes entender esto: apreciar y esforzarte por conseguir y cuidar lo más valioso. Trabaja eficientemente en el horario regular de oficina y deja el trabajo a tiempo. Dale el tiempo requerido a tu familia y a tus amigos. Haz ejercicio, come y descansa adecuadamente. Y sobre todo… crece en tu vida interior, en lo espiritual, que es lo más trascendental, porque es eterno."

Aunque en la oposición parezca que todo tiene que ser estudiar, estudiar y estudiar, en mi sincera opinión, a veces nos pasamos y no damos valor a las demás "pelotas".

Es cierto que la familia y los amigos tienen que esperarnos, y que quien no está en nuestro "sufrimiento", no se merece acompañarnos en nuestro éxito. Sin embargo, hay ocasiones que nos necesitan. No significa que cada vez que suene el teléfono nos vayamos a tomar una cerveza. Solo significa que hay veces que si ellos nos dicen ven, hay que (organizarse para sacar horas de otra parte y) dejarlo todo. Precisamente, los que de verdad valoran nuestro esfuerzo opositando, solo nos van a llamar cuando realmente sea necesario. 

En cuanto a la salud... Somos unos exagerados. Nos creémos máquinas hasta que hacemos aguas por todas partes y eso, a la larga, nos cuesta más tiempo que si al principio hubiésemos parado, tomado algo, ido al médico... Soy de las opositoras que prefiero no medicarme hasta estar doblada del dolor, y por ello he ido haciéndome con mis pequeños remedios no medicinales y qué queréis que os diga: se nota que, desde que me hago un poco de caso cuando estoy dolorida, tardo menos en recuperarme y más en volver a caer.

Y por último, pero no por ello menos importante, sino todo lo contrario, está esa "vida espiritual", esa vida interior, ese tiempo para nosotros mismos. Considero muy importante, por no decir casi esencial, seguir conectados con el mundo real y con nosotros mismos durante la oposición. Sacar rato para nuestras aficiones, salir a pasear, hablar con los demás, ir al cine, cenar con la familia... Al final, es lo que nos ayuda a no perder la cabeza, a sacar fuerzas, a no desesperarnos. 

No os perdáis a vosotros mismos en este camino. No dejéis todo de lado. No dejéis pasar momentos y ocasiones que no volverán y que os arrepentiréis de no haber vivido. No os permitáis vivir en una burbuja que os absorba. No hay que vivir para estudiar, sino estudiar para vivir.


photo credit: Washington Square via photopin (license)

3 comentarios:

  1. Hola a todos/as, me gustaría exponerles mi caso particular ya que va muy acorde con este post.

    Yo he estado preparando la oposición a judicatura un tiempo, durante el cual trabajaba y estudiaba. Antes de iniciar ese proyecto, hacía deporte a diario y tenía una vida social y familiar muy prolífera.

    Una vez vez inicié el arduo camino que supone opositar, empecé a dejar de lado lo antes expresado por lo que mi vida empezó a convertirse en rutinaria, solitaria y de peor calidad. Lo primero puede tener su lógica, puesto que toda oposición requiere de una disciplina y esta implica estar muchas horas estudiando. Lo segundo, ya no es tan lógico, ya que no debería haber dejado "de lado" a mi familia, por ejemplo. Ellos, como me apoyaban, lo justificaban todo, pero eso no quita que, en algunas ocasiones, fuese injusto con ellos. En cuanto a " de peor calidad", he de decirles que estoy pagando un precio altísimo por dejar de cuidarme ( hacer deporte, comer a mis horas, comer bien, etc).

    En mi "opovida" estudiar era mi obsesión y todo lo que no fuera estudiar me parecía mal, un desastre, era como un auto fusilamiento por no haber estudiado. Eso, a su vez, generaba ansiedad en mí lo que desembocaba en más tensión.

    El resultado final de todo esto ha sido que mi organismo ha dicho "BASTA". No enumero los problemas que tengo porque no quiero aburrirles, pero sí quiero decirles que "luchar por nuestros sueños sí, pero con inteligencia".

    ¿A mí de qué me sirven las felicitaciones semanales de mi preparador si estoy así ahora?, de seguir así, ¿ de qué me serviría sacar la oposición si acabaría con graves problemas de azúcar, tensión o triglicéridos?.

    Bueno, espero que esto les ayude a comprender que no hay que aprobar las oposiciones cueste lo que cueste. El trayecto de la oposición es largo así que háganlo sabiendo que sin una salud que les permita disfrutar la recompensa no merece la pena.

    ¡Mucha fuerza y ánimo para todos/as!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quedo con tu frase "luchar por nuestros sueños sí, pero con inteligencia", me parece un resumen/consejo con toda la razón del mundo. Y me parece muy interesante tu experiencia, a veces nos olvidamos de nosotros mismos y, ya no por "belleza", sino por pura salud, tenemos que sacar tiempo para cuidarnos.

      Si alguna vez quieres compartir tus experiencias como post, estás completamente invitado ;) Un abrazo.

      Eliminar
  2. Muchas gracias por tu invitación, me encantará poder "ayudar" a todos los que están sacrificando muchas cosas por conseguir su ilusión/sueño.

    Seguiré pendiente de tu blog para añadir mi granito de arena y así poder apoyarles y, en la medida de lo posible, acompañarles desde la distancia.

    Un abrazo para ti también y ¡mucho ánimo para todos!.

    PD: " Esto no termina hasta que yo gane", Les Brown.😉

    ResponderEliminar

¿Qué piensas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.