Detrás de los cantes...

Intentando sobrevivir a esto de opositar, compartiendo este arduo camino salpicado de anécdotas, experiencias y buen humor, para evitar perder la cabeza, ¿te apuntas?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog. Gracias por respetar el trabajo de los demás.



viernes, 24 de abril de 2015

Colaboración: Tu peor enemigo eres tú


No quiero hundirte más, quiero que sepas que entiendo las circunstancias que te rodean, pero tengo que decirte la verdad aunque duela: tú eres tu peor enemigo.

No son las distracciones, no son los examinadores, no es la oposición en sí, no es el tribunal, ni las plazas que han salido… El responsable de tu éxito o tu fracaso eres tú mismo.

Eres luchador, un visionario y soñador. Tienes claro dónde quieres ir y lo que tienes que recorrer para conseguirlo… pero te saboteas a ti mismo. 

Y es que no puedes permitirte fallar, o eso piensas. Te autoexiges porque llevas meses años y vida empeñados en estudiar para conseguir ese trabajo soñado, por haber dejado atrás a gente, trabajo, vida social…

Tu mente no deja de bombardearte: “No voy a poder” “Este tema es el que peor se me da” “Hoy no me concentro” “Yo no valgo para esto”

Si te lo dices a ti mismo muchas veces, acabarás creyéndotelo. Está más que demostrado por el efecto Pigmalión y la profecía autocumplida. ¿Por qué no hacerlo al revés y usarlo para creer que sí puedes?
Porque en toda esta oscuridad hay una alegría, y es que si eres parte del problema eres parte de la solución.

Cree que podrás conseguirlo y lo harás, porque ya has logrado muchas más cosas en el pasado simplemente con tu esfuerzo, dedicación y entrega. ¿Por qué iba a ser la oposición distinta?
Créeme, todo es mucho más fácil si sabes dónde te tienes que enfocar.

El pensamiento crea la realidad. Calla ese diálogo interior, ese runrún que no deja de minar tu autoestima. 

Elimina de tu vida a las personas tóxicas que boicotean tus sueños, pero no seas tú tu propio verdugo. Apóyate en las personas tesoro y deshazte de aquellas que no quieren verte brillar. 

Te clara todos los días tu motivación: grábate a fuego (aunque también puedes ponerte un cartel) la razón por la que estás haciendo esto, la razón de tu esfuerzo diario: tu meta. Si la escalera es muy larga, a veces perdemos de vista el último escalón y es el verdaderamente importante.

Busca apoyo en tus semejantes y en tus compañeros de fatiga, porque nadie sabe mejor lo que es una oposición que los que están dentro sufriéndola a diario.

Nadie dijo que sería fácil, y es que nada en la vida lo es.

No te fies de las estadísticas, de las personas por plaza o del número de aprobados. Cree en tu capacidad, en el esfuerzo, en tu sueño. 

El camino es largo pero tú tienes todo lo necesario para triunfar. Yo creo que puedes lograrlo. ¿Lo crees tú?

Soy Ana Vico, psicóloga y coach, creadora de Be Fullness. Me dedico a ayudar a personas a conseguir la vida que quieren para ellos. Si necesitas ayuda en tu camino, puedo ayudarte a alumbrar aquellos lugares que están más oscuros: falta de autoestima, gestión del estrés y la frustración, consecución de objetivos... He ayudado a más opositores a lograr la vida de sus sueños. ¿Hablamos?

AVISO: Queda prohibida cualquier tipo de reproducción total o parcial de cualquiera de los posts de este blog, bajo pena de procedimiento penal.
Gracias por respetar el trabajo de los demás.